Financiación autónomica

Galicia cierra una emisión de deuda de 500 millones

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijoo.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijoo.
Santiago de Compostela

La relajación de las tensiones en los mercados financieros sigue siendo aprovechado por las autonomías más saneadas para emitir deuda a un precio más barato. Ayer le tocó el turno a Galicia, que cerró una colocación de deuda por un importe de 500 millones de euros, en una operación en la que la demanda de los inversores triplicó la oferta. Cerca de la mitad del importe se colocó entre inversores extranjeros, entre los que se encontraban países como Alemania, Francia, Austria, Portugal, Reino Unido, Suiza, Noruega, Holanda, Dinamarca o Bélgica, entre otros.

La operación se formalizó mediante la suscripción de bonos, con un plazo de emisión de siete años y a un tipo de interés muy competitivo, del 2,95%. De hecho se situó en 42 puntos sobre Tesoro, casi la mitad del permitido, siendo el menor diferencial obtenido por una autonomía desde que se inició la crisis.

Hasta este momento, ese récord lo tenía Madrid, la comunidad que más activa se ha mostrado a la hora de apelar al mercado para conseguir financiación. En tan solo dos emisiones han alcanzado el límite de endeudamiento permitido por el Ejecutivo (3.635,9).

En la primera cerró la colocación de bonos a cinco años por un importe de 1.400 millones con un tipo del 2,89%, con un diferencial de tan solo 47 puntos básicos respecto al tipo del Tesoro. Posteriormente puso en marcha otra por 1.600 millones, a través de bonos a diez años, con un tipo del 4,125%, 57 puntos por encima del Tesoro.

La emisión cerrada ayer por Galicia se suma también a la colocación de 500 millones de euros que realizó la Xunta en la primera semana de febrero. Esa operación se cerró a través de deuda a tres años y un tipo de interés del 1,89%, el más bajo obtenido en todas las emisiones de endeudamiento realizadas hasta ese momento por las autonomías.

En un comunicado, el Ejecutivo gallego subrayó que el actual endeudamiento es inferior a la media de las autonomías, según reflejan los últimos datos publicados por el Banco de España. En concreto, la ratio entre deuda y PIB de Galicia es 3,6 puntos inferior a la media de las comunidades al cierre de 2013, cuando en 2008 era superior. A finales del pasado ejercicio, la deuda gallega era del 16,6% del PIB mientras que la autonómica ascendía al 20,2%.