La presidenta de Bankinter insta a apostar por los canales virtuales

Dancausa cree que la red de oficinas bancarias debe reducirse aún casi a la mitad

María Dolores Dancausa, presidenta de Bankinter
María Dolores Dancausa, presidenta de Bankinter

Durante su intervención en el Encuentro Financiero organizado hoy en Madrid por Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC, la presidenta de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha reflexionado sobre la importancia de los canales comerciales de la banca.

El canal más caro siempre es el que condiciona al resto, ha dicho, recordando que en España el canal por estrategia son las sucursales de las entidades. Dancausa ha destacado que en el país pueden encontrarse unas ocho oficinas por cada 10.000 habitantes frente a las menos de cinco oficinas financieras por cada 10.000 del resto de la Unión Europea.

Por otra parte, Dancausa ha detallado que lo común en el extranjero es un mayor número de empleados en menos oficinas, 14 de media por sucursal frente a los seis de España, “un modelo que ha funcionado” muchos años pero que ahora la banca española debe cambiar.

Pese a que el número de oficinas se ha reducido cerca de un 30% en lo que va de crisis y se sitúa ya por debajo de las 40.000 sucursales, la presidenta de Bankinter ha manifestado que el ajuste de la red instalada no ha terminado. Más bien acaba de empezar.

“Mi opinión es que las redes de oficinas bancarias tienen que seguir disminuyendo. No sé si atreverme a decir que a al mitad, o si debe ser a algo más de la mitad”, ha estimado, dejando en claro todo caso que la dirección es tener una cifra más cercana a las 20.000 oficinas que a las 40.000.

“Los canales no presenciales cada vez van a tener mayor relevancia no solo para aquellas oficinas bancarias que no impliquen ventas”, ha sostenido, defendiendo que la banca para móviles o tabletas “ha venido para quedarse y hay que jugar un papel fundamental”, invirtiendo en ellas, “si no queremos que lo hagan otros”.

Por otra parte, Dancausa ha advertido que se están detectando “nuevas maneras de hacer banca ejercidas no por bancos”, sino por otra clase de sociedad que trata de “evitar” la regulación financiera.  “No se trata de cuatro amigos, sino de gigantes empresariales”, ha aseverado señalando concretamente que un caso podría ser Google.

En cuanto a los perfiles profesionales de la banca, Dancausa ha manifestado que cree que los administrativos perderán peso y que se consolidará un modelo con agentes comerciales, profesionales del riesgo y asesores especializados.

Como conclusión, en todo caso, Dancausa ha asumido que la “recuperación va a llegar con una velocidad inusitada” pero que “el día que llegue más vale que nos pille preparados”.