La presidenta del supervisor, en el foro Cinco Días

Elvira Rodríguez solicita más autonomía operativa y sancionadora para la CNMV

"Espero que situaciones como la de las preferentes no se den en el futuro", señala

"Pescanova debe seguir existiendo. El futuro de Pescanova, espero que se cierre con éxito"

El supervisor que preside Elvira Rodríguez, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), quiere, necesita, más poderes para afrontar eficazmente los cambios que está experimentando el mercado. Este es un mantra que Elvira Rodríguez ha reiterado constantemente desde su toma de posesión del cargo en octubre de 2012. Y hoy volvió a reclamar más autonomía, tanto operativa como sancionadora, en el foro organizado por CincoDías.

La CNMV está sujeta a las restricciones impuestas sobre las ofertas de empleo público, que requieren una aprobación gubernalmental explícita y deben enmarcarse en la propuesta conjunta de empleo anual del sector público. Está, por tanto, en desigualdad de condiciones respecto al Banco de España, el otro gran supervisor financiero, que sí goza de independencia para cubrir sus necesidades de plantilla.

“Pese a los cambios experimentados en los mercados de valores desde 1989 y las reformas estructurales más recientes [...], las capacidades de actuación, la autonomía y el régimen de incorporación de personal de la CNMV no han variado sustancialmente desde que se creó el organismo”, sentenció Elvira Rodríguez.

“Lo que demando con una solución u otra, y además parece que tiene sentido, es que no tenga que impulsar una enmienda en el Senado para poder sacar cinco plazas de técnicos, después de haber tenido 13 vacantes”, indicó. El supervisor, creado hace 25 años, no se nutre de los impuestos de los ciudadanos, sino que goza de su propia caja. Y tradicionalmente siempre ha ganado dinero. Los resultados de 2012, el último ejercicio publicado, arrojaron unas ganancias de 7,4 millones, y cerca del 70% de esta cantidad se fue directamente a las arcas del Tesoro. En 2011, el beneficio neto de la CNMV alcanzó los 20,95 millones de euros.

Está previsto que este año entre en vigor una nueva ley de tasas de la CNMV, con la que “repercutir de forma correcta los costes de la supervisión sobre los distintos agentes y evitar que estos costes puedan actuar como un elemento negativo en el desarrollo del mercado de capitales”. La CNMV prevé ingresar 46,7 millones de euros este año, un 1,3% más que la cantidad estimada para el año pasado. “Vamos a analizar nuestros procedimientos, vamos a ser más eficaces y más eficientes, y con el compromiso absoluto [...] de equilibrio financiero y de estabilidad presupuestaria, quiero poder moverme con algo más de libertad”, solicitó Rodríguez.

La autonomía demandada por la presidenta de la CNMV se refiere también a la capacidad sancionadora y de autorización de entidades. “Hay una serie de competencias y procedimientos de la CNMV que concluyen en el Ministerio de Economía [...], y debemos resolver eso”, explicó. Yes que ahora corresponde al Ministerio de Economía, aunque sea a propuesta de la CNMV, autorizar las sociedades y agencias de valores y también las sociedades gestoras de cartera. Incluso la imposición de sanciones muy graves, aunque sean propuestas por el supervisor, han de ser ratificadas por el ministerio pilotado por Luis de Guindos.

La presidenta de la CNMV volvió a mencionar el famoso informe publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en julio de 2012. El organismo que dirige Christine Lagarde ponía la lupa en la eventual contaminación política del supervisor, puesto que en su consejo se sienta siempre un representante del Tesoro, actualmente, su secretario general, Íñigo Fernández de Mesa.
Elvira Rodríguez ha reclamado en otras ocasiones la capacidad de promulgar circulares técnicas, puesto que ahora la CNMV solo puede dictar normas cuando así está expresamente previsto en las normas de rango superior. Es decir, necesita el permiso de la normativa aprobada en el Parlamento, por el Consejo de Ministros o a través de una orden ministerial de Economía. Sí puede hacer recomendaciones, pero su capacidad vinculante es limitada. El FMI considera que en la actual situación de fuertes cambios en la industria financiera esta deficiencia en cuanto a capacidad normativa puede ser especialmente negativa.

Preferentes

Elvira Rodríguez, la presidenta de la CNMV, ha señalado hoy también sobre el escándalo de las preferentes que es complicado que pueda volver a repetirse un problema de tal magnitud, y ha explicado que la CNMV está desarrollando una supervisión preventiva, para evitar que los pequeños inversores no adquieran productos inadecuados para ellos.

"Estamos trabajando en una normativa general para poder catalogar los productos como inadecuados para los particulares", ha adelantado. "Estamos trabajando en diseñar una norma general [...] con la que podamos catalogar por sus características a los productos y no tengamos que ir uno a uno", ha indicado.

La normativa incluiría un código de colores, según el riesgo del producto, con una gama de colores a imagen y semejanza de los utilizados en los semáforos: rojo (elevado riesgo), ámbar (riesgo medio) y verde (bajo riesgo).

Sobre los productos que pueden ser perjudiciales para los pequeños inversores, ha anunciado que se pondrán en marcha todos los mecanismos para proteger al particular. "No se pueden prohibir las preferentes, pero si podemos asegurarnos de que se dé toda la información posible".

Rodríguez ha explicado que en función de la entidad rescatada (Bankia, NCG Banco, y Catalunya Banc) el número de afectados que recuperará el dinero oscilará entre el 45% y el 60% de acuerdo a la salud financiera del banco.

"Los inversores en preferentes de todas las instituciones que no han ido intervenidas han tenido una solución a través del canje". En las cajas de ahorro que han sido objeto de reestructuración, "La CNMV hacer no puede hacer nada", aquí "no somos ejecutivos".

Segunda edición de la Mifid

Elvira Rodríguez ha anunciado que uno de los objetivos de la modificación de la directiva sobre mercados de instrumentos financieros (Mifid) será proteger mejor a los inversores particulares, los que más han sufrido esta crisis.

La directiva europea sobre mercados de instrumentos financieros que entró en vigor en noviembre de 2007 se ha quedado corta en medio de la actual coyuntura de los mercados financieros yla Unión Europea la reformará este año.

Elvira Rodríguez ha anunciado que la reforma pondrá la lupa en el control de la comercialización de productos financieros “para proteger mejor a los inversores particulares, los que más han sufrido esta crisis”. Otro de los objetivos de la reforma es proporcionar más transparencia en las plataformas de negociación, incluyendo a la renta fija y los derivados.

Pescanova

Sobre Pescanova, Rodríguez ha indicado su intención de que la empresa salga adelante. Nos interesa a todos que sobreviva, ha indicado. Los problemas en el grupo pesquero estallaron hace algo más de un año y existen dudas sobre su viabilidad, ante los problemas para llegar a un acuerdo con los bancos acreedores. "Pescanova debe seguir existiendo. El futuro de Pescanova, espero que se cierre con éxito. No sé si para un lado u otro, pero con éxito", ha sentenciado.

Técnicos de incógnito

La supervisión de incógnito por parte de los técnicos de la CNMV es uno de los objetivos para este año, y la presidenta de la CNMV espera que la Ley Financiera habilite al regulador a llevar a cabo esta modalidad de supervisión. "Ha sonado raro pero es algo que se hace de forma habitual entre los supervisores financieros en Europa".