Fondos de inversión presentan entre hoy y mañana sus ofertas

El gigante Bunge se cae de la venta de Deoleo, líder mundial del aceite

Thinskstock.
Thinskstock.

La multinacional Bunge, una de las mayores compañías del mundo en la industria agroalimentaria, no participará en el proceso de venta abierto por Deoleo, líder mundial en aceite. La compañía, de acuerdo a fuentes conocedoras de la operación, ha sido apartada del proceso de venta de la empresa española, organizado por JPMorgan.

Bunge fue fundada en Holanda en el año 1818 y tiene su principal sede en la actualidad en Nueva York. El grupo, que salió a Bolsa en el año 2001 y emplea a 35.000 personas, está considerado como el principal productor, transformador y comercializador de soja, colza, girasol, maíz y trigo, entre otros cultivos. En España la compañía está presente en los principales puertos del país, en La Coruña, Bilbao, Barcelona, Tarragona, Valencia, Cartagena y Huelva. Este diario se puso ayer en contacto con la filial española del grupo Bunge para ampliar la información, pero no fue posible.

La salida del proceso de venta de Deoleo de Bunge dejará en manos de alguno de los mayores fondos de inversión del mundo el control de la empresa española, si es que la venta llega a producirse. Los fondos tienen previsto presentar entre hoy y mañana sus ofertas para convertirse en el primer accionista del grupo español. Las ofertas, de acuerdo a las fuentes consultadas, deberán contemplar la posibilidad de que se adquiera el 100%, dado que potencialmente los vendedores serán las entidades financieras que participan en el capital de Deoleo –Caixa Bank, Bankia, Banco Mare Nostrum y Kutxabank–, cuyas participaciones sumadas resultan más del 30%, umbral a partir del cual es obligado el lanzamiento de una opa.

Los principales accionistas de Deoleo son Bankia (16,5%); Unicaja (con el 10%, la única entidad financiera que no está dispuesta a vender su participación, según las fuentes consultadas); la cooperativa Hojiblanca (9,9%); CaixaBank (5,28%); Kutxabank (4,8%); y Banco Mare Nostrum (4,8%). Hojiblanca, apuntan fuentes conocedoras del proceso, podría ser "el accionista bisagra" si acordara con alguno de los interesados una oferta conjunta por la compañia.

El proceso de venta de Deoleo se inició en el último trimestre del pasado año. De acuerdo a las fuentes consultadas, Deoleo contactó en un principio con más de medio centenar de firmas interesadas; desde entonces se han sucedido varios cortes, de los más de 50 interesados se pasó a 30, después a 12 y en el último corte han quedado los fondos CVC, Carlyle, Pai Partners, Rhone (del financiero estadounidense Robert Frank Agostinelli), y el fondo italocatarí IQ Made in Italy Investment Company. Las fuentes consultadas apuntan que podría haber otra oferta distinta a estas cinco.

Según fuentes del sector, el Gobierno no ve con buenos ojos la participación del fondo público italocatarí. “Tras la venta de Endesa a Enel el Gobierno no quiere oir hablar de otra empresa de referencia española que pasa a estar controlada por un grupo público extranjero”, comentan. No obstante, fuentes cercanas al fondo italocatarí insisten en que su oferta es “a largo plazo”, que mantendrán la sede de la compañía en España y el actual equipo directivo. Subrayan que nadie de la Administración les ha trasladado una posición negativa a su participación.

Quién es quién en la puja por Deoleo

Carlyle: El Grupo Carlyle es una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo. Fue fundada en Washington en 1987 y gestiona activos valorados en cerca de 200.000 millones de dólares. En España la firma, con oficina en Barcelona, ultima la salida a Bolsa de Applus, que compró a finales de 2007 por cerca de 1.500 millones. También ha participado en el grupo turístico Orizonia, que entró en concurso el pasado año; en la actualidad mantiene su inversión en las españolas Arsys y Telecable.

CVC: La sociedad de capital riesgo CVC es una de las mayores firmas de inversión en Europa y de las más activas en el mercado español en los últimos 15 años. En la actualidad participa en las españolas Abertis; el grupo privado de hospitales IDC (antes Capio); el grupo de telecomunicaciones R Cable y la empresa de moda Cortefiel. También ha participado en Mivisa, la empresa murciana de envases que el pasado año volvió a ser vendida, por 1.200 millones. Javier de Jaime lidera la oficina española.

IQ made in italy: En marzo de 2013 el Fondo Strategico Italiano, controlado por el Ministerio de Economía de Italia y el Banco de Italia, creó una sociedad conjunta con Qatar Holding, IQ Made in Italy Investment Company, con 2.000 millones de euros. Según explica la sociedad de inversión, el objetivo de la empresa conjunta, participada al 50%, es la inyección de capital en empresas “made in Italy”, de los sectores moda, diseño, gastronomía y turismo.

PAI PARTNERS: La sociedad PAI Partners, con sede en París, es una de las mayores firmas de capital riesgo europeas, con fondos valorados en 4.300 millones de euros para invertir. Desde el año 1994 ha realizado operaciones sobre empresas europeas valoradas en 36.000 millones de euros. En España, cuya oficina está dirigida por Ricardo de Serdio, participa en el capital de Cortefiel; también invirtió en Mivisa. En 2011 compró a Ferrovial la empresa de servicios de handling Swissport por 654 millones.

RHONE:El financiero estadounidense Robert Frank Agostinelli preside Rhone Group. En la firma trabaja un hijo del expresidente José María Aznar, Alonso Aznar, según informó ayer Ep. El pasado año la publicación Alimarket publicó que Rhone se disponía a comprar la división española de la multinacional holandesa de ingredientes y masas congeladas CSM. En 2010 la firma celebró su convención anual en San Sebastián, a la que acudió el expresidente Aznar.

Razones para el escepticismo: Ebro Foods vende en dos meses el 5%

Ebro Foods se ha desprendido de cerca de la mitad del capital que controlaba en Deoleo en poco más de un mes. Después de estar más de tres años sin vender sus acciones en Deoleo, la compañía ha pasado desde principios de año de controlar cerca de un 10% a tener menos de un 5%; y fuentes del mercado consultadas dicen tener noticias de que Ebro ha seguido vendiendo acciones de Deoleo en los últimos días.

La novedosa posición vendedora de Ebro en Deoleo supone, consideran fuentes del mercado, una razón de peso para ser escéptico respecto a que realmente se vaya a producir la venta de la empresa española tal y como ha sido diseñada.

A este factor se le une el hecho de que, aseguran fuentes conocedoras de la operación, hasta ahora las ofertas presentadas son inferiores a los 0,30 céntimos por acción de Deoleo. El mismo proceso en marcha de la venta de la empresa española ha impulsado el valor en Bolsa de la compañía. En la primera mitad de 2013 el valor por acción de Deoleo se situaba en el entorno de los 0,27 euros por título. A partir de agosto el valor comenzó a subir llegando entre noviembre y enero de este año a los 0,50 céntimos por acción.

Esto ha causado cierto malestar entre los fondos interesados, ya que consideran que la CNMV debía haber hecho pública parte de la información sobre las ofertas, al menos las relativas a que no se acercan a los más de 0,40 euros por acción a los que cotiza ahora el grupo español.