FIAB pone en marcha un programa para ser "la locomotora de la recuperación"

La industria alimentaria creará 60.000 empleos hasta 2020

Los Príncipes de Asturias junto al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la alcaldesa de L'Hospitalet, Nuria Marín, entre otros, durante la inauguración hoy en Barcelona de la vigésima edición de Alimentaria, la mayor feria de la industria agroalimentaria de España.
Los Príncipes de Asturias junto al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la alcaldesa de L'Hospitalet, Nuria Marín, entre otros, durante la inauguración hoy en Barcelona de la vigésima edición de Alimentaria, la mayor feria de la industria agroalimentaria de España. EFE

La gastronomía es más que una moda, es uno de los motores de la economía española. Prueba de ello es que la industria de la alimentación y de bebidas creará 60.000 puestos de trabajo durante los próximos seis años y pretende convertirse en la locomotora de la recuperación económica de España, según los datos facilitados ayer por el sector dentro del Salón Alimentaria, que se celebra hasta el próximo día 3 en Barcelona, reúne a cerca de 3.800 expositores y que espera contar con 140.000 visitas.

Con el objetivo de aprovechar el tirón gastronómico, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha puesto en marcha un programa para la mejora del sector con el horizonte puesto en 2020. Según explicó el presidente de la FIAB, Pedro Astals, el objetivo es “crear una industria de alimentación que sea la locomotora de la recuperación de la economía y que sea competitiva en cualquier mercado local”. En este sentido, destacó que “el programa se ha elaborado con los representantes de los diversos sectores, que son los que conocen mejor que nadie la situación del mercado”. De hecho, el sector espera mantener un crecimiento sostenible en ventas netas de un 4% anual, alcanzando los 115.000 millones de euros en 2020 y crear los citados 60.000 puestos de trabajo de aquí a 2020, unos 10.000 por año, según aclararon desde la FIAB.

En estos momentos, el sector de la industria de alimentación y bebidas factura 90.168 millones de euros, lo que supone el 20,5% del total de las ventas netas de la industria española. España ocupa el cuarto puesto de facturación en Europa, por detrás de Alemania, Francia e Italia.

El gran reto del sector, en opinión del presidente de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, es mejorar la competitividad y adaptarse a la demanda de los mercados locales en los que las empresas españolas se quieran expandir. Todo ello pasa por la internacionalización de las empresas de alimentación españolas. “Debemos promover un marco estable de alianza en un sector que no tiene mucha tradición de colaboración”, aseguró Astals.

La organización tiene como objetivo potenciar las ventas en el mercado exterior, por lo que se pasaría de los 22.000 millones de euros de 2012 a 46.000 millones de euros en 2020, lo que supondría un crecimiento anual del 10%. Por otro lado, es necesario potenciar el consumo interno, aunque el portavoz del sector cree que es necesario saber que la gran oportunidad para las empresas españolas está en el mercado exterior.

Todo ello está en línea con el lema de la feria de Alimentaria de este año, cuya gran apuesta es concienciar en temas como la internacionalización, la innovación y la marca como pilares de un sector que tiene un gran recorrido.

Joselito reivindica el cerdo ibérico

Joselito, el productor de jamones de Guijuelo (Salamanca) cuya marca de jamones es reconocida en todo el mundo, lanzó ayer en la feria de Alimentaria, en Barcelona, una iniciativa para apoyar el consumo de cerdo ibérico en España. “No se trata solo del jamón, sino de fomentar el consumo de otras partes del cerdo, como el rabo, que son exquisitas, y con las que se pueden hacer grandes platos”, señaló José Gómez, propietario del que es considerado el mejor jamón del mundo.

Se trata de un proyecto itinerante por la geografía española, que se llevará a cabo de abril a diciembre en diferentes ciudades con actividades en distintos restaurantes. Con esta idea nace Happy Joselito, que defiende conceptos como la excelencia en el trabajo y la apuesta por una generación de jóvenes cocineros, como Andreu Genestra, del restaurante Andreu Genestra (Mallorca), Jorge Lozano, del restaurante Tapas 2.0 (Salamanca), Nicolás Sánchez, de Don Fabrique (Salamanca), Luis Veira, de Árbore da Veira (A Coruña), Juan Carlos Trujillo, del restaurante Canela en Rama (Linares, Jaén), Carlos Torres, restaurante La Buena Vida (Madrid), Alejandro Platero, restaurante Mulandhara (Valencia), Jordi Garrido, restaurante Mas Torrent (Gerona), Ever Cubilla, Espai Kru (Barcelona), Ricardo González, El Retiro del Pancar (Asturias), o Albert Oltra, Can Pique (Barcelona). En los próximos meses se irán sumando a esta iniciativa en defensa y uso del cerdo ibérico otros cocineros.