El banco centrará la estrategia de patrocinio deportivo en la escudería

El patrocinio de Ferrari, "la mejor acción de marketing de la historia de Santander"

El presidente de la entidad, Emilio Botín, ha destacado que Santander recuperó en 2013 cinco euros por cada uno que invirtió en patrocinar la escudería de Fórmula 1.

Emilio Botín y Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Singapur de 2012
Emilio Botín y Fernando Alonso, durante el Gran Premio de Singapur de 2012

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha destacado la importancia del patrocinio de la escudería de Fórmla 1 Ferrari como uno de los ejes fundamentales para el plan de internacionalización que la entidad financiera ha culminado en los últimos años. Ásí, Botín definió la relación que le une con la escudería más importante de la historia del automovilismo como "la mejor acción de marketing de la historia de Santander".

En un ambiente "más agradable que el de la junta de accionistas", como ha bromeado le banquero, el de la joranda de patrocinio deportivo organizada por el IESE; Botín resaltó el hecho de que más de 500 millones de personas vean cada dos semanas los grandes premios de Fórmula 1, un deporte con una gran penetración en algunos de los mercados más importantes de Santander, como Brasil, Alemania, Inglaterra o España. Eso, según su opinión, ha resultado fundamental par que Santander "sea una de las marcas más reconocidas".

Botín confirmó que en 2013 el patrocinio le revirtió al banco cinco euros por cada uno invertido, lo cual "ha superado cualquier expectativa". El Banco Santander paga cada año alrededor de 40 millones de euros por aparecer en los monoplazas rojos, en un acuerdo tan rentable para la entidad que le ha permitido reducir su presupuesto para marketing, que ha pasado a ser del 8% del total frente al 12,7% de 2007. La relación entre ambas partes se inició en 2010, coincidiendo con la llegada a la 'Scuderia' del piloto español Fernando Alonso, y tras la última renovación del contrato, éste se extenderá hasta 2017.