Busca dar un toque más "profesional" a las fotos

HTC reta a Samsung y Apple con el nuevo One M8, un móvil con doble cámara

El nuevo HTC One M8.
El nuevo HTC One M8.

En un evento simultáneo entre Nueva York y Londres, HTC ha presentado hoy la evolución de su HTC One, el smartphone posiblemente más premiado de la industria en 2013. La compañía sabe lo mucho que se juega con este lanzamiento (y otros) pues las buenas críticas recibidas no fueron suficiente para evitar un último ejercicio complicado. Y ha querido echar el resto presentando un dispositivo extremadamente cuidado en el diseño y con algunas innovaciones destacables.

La presidenta de HTC, Cher Wang, ha destacado que su empresa siempre ha estado ligada a la innovación. "Fuimos los primeros en lanzar un smartphone Android y en sacar un móvil 4G, y seguimos innovando". La directiva ha recordado que el One ha sido el móvil más vendido en la historia de la compañía y ha subrayado que el diseño, muy alabado en ese terminal, "forma parte de nuestro ADN".

Para lanzar el terminal, donde se ha desterrado el plástico a favor del metal, la compañía ha utilizado una "compleja técnica de fabricación" para conseguir un efecto veteado en la parte trasera, que estará disponible en gris plateado, dorado y gris metalizado. "Queríamos darle un efecto vintage", aseguraron desde la empresa, que presume de su capacidad en diseño industrial.

Una de las características más novedosas del nuevo HTC One M8 es que lleva una doble cámara trasera, con la que pretenden emular el funcionamiento de una cámara réflex. "La doble cámara imita la visión humana, que puede triangular gracias a que tenemos dos puntos de vista de una misma imagen", apuntan los responsables de HTC. "Ahora cada vez que tomemos una foto creamos un mapa con información asociada sobre la posición de cada objeto, de forma que podremos jugar con el enfoque y el desenfoque, de una forma muy sencilla".

La compañía también ha mejorado la cámara frontal, que tiene ahora 5 megapixeles y una lente gran angular que captura 180 grados. Todo pensando para la moda del selfie. HTC va a lanzar próximamente un servicio en la nube, llamado Zoe, que permitirá a los usuarios subir sus fotos, crear grupos con amigos y familiares, a modo de red social, y crear vídeos a partir de las instantáneas tomadas en un mismo evento por todos. Y todo de forma automática. Estará disponible en Google Play.

El nuevo One M8, que tendrá que competir con el futuro iPhone 6, el Galaxy S5 y el Sony Xperia Z2, lleva pantalla de 5 pulgadas Full HD, doble altavoz frontal que logra un 25% más de potencia frente al One, y una ranura para tarjeta MicroSD. Una característica que mucha gente había echado de menos en su antecesor. Además, el equipo, que sale hoy al la venta en algunos países (a España llegará a mediados de abril), viene con un acuerdo con Google Drive de 50 gigas extra, que se suman a los 15 gigas que trae por defecto.

HTC ha convertido también su nuevo móvil en mando a distancia. El sensor de infrarrojos sirve para cambiar de canal, gestionar la guía de televisión o ver y participar de una forma sencilla en conversaciones en redes sociales durante la emisión de un programa.

Algo en lo que el fabricante taiwanés ha trabajo a fondo es en la batería, que ha subido a 2.600 mAh, un 40% más que la del One. Además, cuando al terminal le queda sólo un 5% de autonomía la pantalla se desactiva y sólo sirve como teléfono para recibir llamadas. "Es una forma de que nadie pierda una llamada urgente". El móvil puede estar así hasta 15 horas extras en stand by.

La compañía ha cuidado también los complementos y simultáneamente lanzan una funda (Dot View), que han patentado. Esta permite al usuario seguir recibiendo a través de ella información útil (la hora, el tiempo...) en todo momento sin tener que abrir el teléfono, y gestionar de un modo curioso las llamadas. Así, por ejemplo, si el teléfono suena y el usuario tiene las manos mojadas y no puede manejar la pantalla táctil, basta con coger el móvil y llevárselo a la oreja para que este sepa que queremos contestar, y descuelgue.

Consciente de que el fitness está en boca de mucha gente, y que todos los fabricantes de móviles empiezan a prestar atención a la salud, HTC ha llegado a un acuerdo con Fitbit, el fabricante de pulseras inteligente para seguir la actividad deportiva. HTC ha integrado en el M8 la aplicación de esta compañía para ayudar al usuario a controlar cuánto anda o corre y conocer su consumo calórico, entre otras cosas.

La compañía, obsesionada con que el usuario pueda personalizar cada vez más su experiencia, ha lanzado una versión nueva de su interfaz Sense, en el que han introducido el color, Cada persona podrá elegir entre una paleta de colores cual prefiere y agruparse por tonalidades las aplicaciones de comunicación o multimedia, de manera que las pueda identificar mejor.

Con este nuevo lanzamiento, HTC ha dejado claro que sigue preparándose para dar la batalla en 2014. Hoy han mostrado con el M8 como afianzan su gama premium (el terminal va a costar 729 euros), pero la compañía mantiene su nueva apuesta por los smartphone de gama media, con su Desire, y ya ha anunciado que prepara el lanzamiento de nuevos móviles baratos. La mezcla de todo, creen, será la clave para impulsar la compañía, que el año pasado sufrió pérdidas en un par de trimestres y se cuestionó su independencia. "Nuestro objetivo es cerrar 2014 en positivo y volver a la rentabilidad. Ahora tenemos portafolio para ello".