Acuerdo entre Luxottica y Google

Gafas inteligentes, y también 'fashion'

Google Glass.
Google Glass.

Luxottica, la empresa italiana fabricante de la conocida marca de gafas Ray-Ban, ha firmado una alianza estratégica con Google que abre una nueva vía en el mundo de las gafas inteligentes. La italiana diseñará, desarrollará y distribuirá una nueva línea de óptica para Google con el dispositivo Google Glass.

El sistema de Google Glass consiste que permite grabar vídeo, consultar Internet (con la conexión del teléfono móvil) o visualizar mapas sin tener que utilizar el teléfono ni dejar de hacer lo que estemos haciendo. A través de un tipo de prisma especial, permiten visualizar imágenes superpuestas sobre el campo de visión del usuario.

Ambas empresas crearán nuevos dispositivos para la marca Google Glass, que dispondrá de gafas de diseño en lo que supone un salto cualitativo . El acuerdo afecta a las dos principales marcas de Luxottica, Ray-Ban y Oakley, ésta especializada en gafas de sol para deportistas. No han trascendido más detalles del acuerdo.

En cualquier caso, la alianza con Luxottica supone un cambio significativo, dado que ahora las Google Glass, aunque tienen forma de gafas, no lo son en un sentido estricto dado que no tienen cristales. Son unas patillas que se ajustan a la nariz;el prisma que proyecta las imágenes queda por encima de su ojo, a la altura de la ceja, y para ver lo que proyecta, hay que mirar hacia arriba. El acuerdo con Luxottica permitirá integrar este dispositivo dentro de unas gafas de sol estándar.

“Creemos que una alianza estratégica con un líder como Google es la plataforma ideal para desarrollar nuestra industria y responder a las necesidades del consumidor”, aseguró Andrea Guerra, consejero delegado de Luxottica.

Los dispositivos que se llevan en el cuerpo, conocidos como wearables en la terminología tecnológica, son una de las tendencias del año en el sector. Las Google Glass y los relojes conectados son la parte más importante de este tipo de dispositivos.

No obstante, aunque las gafas de Google llevan dominando la actualidad tecnológica desde 2012, todavía no están a la venta comercialmente, algo que se espera suceda a lo largo de este año. Este dispositivo ha acaparado titulares por el cambio que supone en la relación con los aparatos electrónicos (se activan por voz o mediante un botón), pero tambióen por las dudas que despiertan en cuanto a seguridad y privacidad, dado que permiten grabar imágenes o vídeo sin que se percaten las personas que están siendo grabadas.

El proyecto de las gafas se anunció en abril de 2012. De momento, las gafas de Google están en fase de pruebas, aunque la compañía californiana permite, en Estados Unidos, comprar prototipos a un precio de 1.500 dólares la unidad. Se prevé que su cuesten al menos 300 dólares en su lanzamiento a gran escala.

Además de Google, la empresa tecnológica coreana Samsung prevé subirse al carro de las gafas inteligentes. A finales del mes de enero la prensa coreana publicó que la empresa presentaría su propio modelo en la feria tecnológica que se celebra en Fráncfort en el mes de septiembre. El año pasado presentó en este mismo foro su “reloj inteligente” Galaxy Gear, y ha registrado en Corea del Sur una patente con un diseño muy similar a de las Google Glass.