La compañía cierra su centro de desarrollo en Ottawa y pone a la venta propiedades en Canadá

Malos tiempos para BlackBerry

MWC 2014: Sede de Blackberry en Ottawa
Sede de Blackberry en Ottawa

La semana pasada conocíamos que Blackberry había tomado la decisión de clausurar su centro de desarrollo de producto en la localidad canadiense de Ottawa.

Las instalaciones de Ottawa estaban encargadas fundamentalmente del desarrollo de todos los productos de la generación 10 de Blackberry. Este cierre implica la pérdida de 90 empleos.

Los despidos de personal forman parte de las acciones que van a realizar para reducir su fuerza laboral a menos de 7500 empleados, muy por debajo de los 13.000 que ha llegado a tener.

Además, la compañía ha anunciado que va a proceder a la venta de la mayoría de sus propiedades en Canadá, que incluyen tanto edificios como solares sin construir. Las estimaciones del valor de estas propiedades superan los 1,28 millardos de dólares. Este mismo mes de marzo se comunicó que Blackberry había vendido su sede central de Irving, Texas, en Estados Unidos,

Estas acciones se enmarcan dentro del plan de la empresa para reducir su tamaño y mejorar su rentabilidad.

Obama cambiará su Blackberry por Android

Es una de las consecuencias que puede tener el proceso de evaluación de terminales de diversos fabricantes que se está llevando a cabo en el gobierno de Estados Unidos. Barack Obama es un usuario intensivo de Blackberry y ha seguido usándolo incluso después de su nombramiento a pesar de los posibles problemas de seguridad que el uso de una plataforma extranjera puede implicar.

Algunas fuentes indican que se están evaluando terminales de Samsung y LG para sustituir a los Blackberry del personal que trabaja en la Casa Blanca, incluyendo al propio Presidente. Aunque la decisión del cambio, de producirse, tardará aún meses.

Las noticias llegan la semana previa a la presentación de resultados anuales de Blackberry, que tendrá lugar el día 28 de marzo. La compañía está inmersa en una dinámica de pérdida constante de cuota de mercado en todos los países en los que opera y sigue careciendo de productos o soluciones que ayuden a cambiar la dirección de esta deriva.