Objetivo, adaptarlas a las características de los mercados

El Gobierno rebajará las tasas de la CNMV

El Gobierno actualiza las tasas de la CNMV para adaptarlas a las características de los mercados

Propone la rebaja de la tasa de supervisión de los agentes de Iberclear y crea nuevos gravámenes

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha enviado a las Cortes Generales un proyecto de Ley por el que se regulan las tasas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y con el que se pretende actualizar y adecuar el sistema de tasas a las características actuales de los mercados y a las labores de supervisión que lleva a cabo la institución.

Según ha informado en rueda de prensa la 'número dos' del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, desde la aprobación de un Real Decreto en 1998 se han producido muchos cambios, por lo que es necesario una adaptación que ahora se hará “con el suficiente rango normativo”.

“Con esta decisión se persigue canalizar la suficiencia financiera a la CNMV para corregir algunas deficiencias para que repercutan de forma correcta los costes de la supervisión a los agentes que son supervisados”, ha dicho.

El Gobierno ha explicado que la reforma supone la revisión a la baja de determinadas tasas para equipararlas a las de países vecinos. Además, incorpora cambios en los hechos o en las bases imponibles de las tarifas para adecuar el sistema a la realidad de los mercados e introduce mejoras en la gestión.

El proyecto establece nuevas tasas sobre aquellos sujetos pasivos o actividades que han surgido o que el vigente sistema no contempla con la suficiente precisión.

En particular, por actividades de la CNMV que tienen que ver con la supervisión de entidades y actividades, se instaurarán la tasa por supervisión de las normas de conducta, la tasa por supervisión de los depositarios de instituciones de inversión colectiva o la tasa por la supervisión permanente que realiza el Departamento de Informes Financieros y Corporativos de los informes que periódicamente deben enviar las sociedades cotizadas y otros emisores.

Objetivo de la reforma

Con la revisión de esta norma, el Gobierno pretende garantizar la suficiencia financiera de la CNMV respetando el principio de equivalencia: “repercutir de forma correcta los costes de la supervisión sobre los distintos agentes”.

Además, busca evitar que las tasas puedan actuar como un elemento negativo en el desarrollo del mercado de capitales español, potenciando su diversificación y buscando su alineamiento con el entorno.

El Ejecutivo precisa que con el sistema actual, gran parte de los ingresos dependen de unas tasas concretas. En concreto, de la tasa de supervisión de los participantes en Iberclear. El importe de esta tasa gira sobre el saldo de valores de renta fija y renta variable que mantienen las entidades.

“La reforma busca subsanar la excesiva concentración de ingresos en esta tasa de supervisión de los participantes en la sociedad de sistemas, porque encarece las tareas de custodia de valores en los mercados españoles y puede penalizar indirectamente la actividad de emisión y admisión de valores en España. Por ello, se propone una rebaja sustancial de esta tasa”, ha apuntado. REFORMULACIÓN DE TASAS

La reforma acomoda los hechos imponibles, las tarifas o las bases imponibles de determinadas tasas a los costes efectivos del servicio, “sin perder de vista su adecuación a la práctica de otras jurisdicciones”.

Así, se reformulan las actuales tasas que recaen sobre las entidades y productos de inversión, agrupándolas en dos grandes categorías: las que giran sobre las actividades de autorización de entidades y la inscripción en los registros; y las que giran sobre actividades de supervisión de entidades e instituciones. Asimismo, se incorporan las entidades de capital riesgo y sus gestoras, que no resultan gravadas en la situación actual.

El Gobierno también quiere incorporar mejoras en la gestión, que beneficiarán tanto a los sujetos pasivos de la tasa como a la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores al reducirse los costes y cargas vinculados a los procedimientos de liquidación y recaudación.

“El diseño de las tasas favorece que la CNMV pueda realizar la liquidación con base en información disponible, sin necesidad de recurrir a requerimientos adicionales de información para estos fines”, ha señalado el Ejecutivo, que indica que para las tasas de devengo periódico, la periodicidad pasa de trimestral a semestral e, incluso, en algún caso a anual.