La entidad nacionalizada vale en Bolsa más de 17.000 millones

Bankia celebra este viernes su junta anual a la espera de que el Estado apure en su desinversión

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzari. Ampliar foto
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzari. Reuters

Bankia celebra este viernes, 21 de marzo, su junta general de accionistas en Valencia con la expectativa de conocer si el Estado avanza en su estrategia de desinversión en la entidad a lo largo de este año. El Fondo de Reestructuración de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) colocó un 7,5% de Bankia a finales de febrero y no podrá vender otra parte hasta el próximo mes de junio.

El Gobierno considera que el aumento en la valoración de la entidad tras la venta del primer paquete denota la existencia de una demanda insatisfecha. De ahí que no descarte que el FROB rebaje su participación del 60,89% actual con la que cuenta a través de la matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA) antes de fin de año.

BFA, participado al 100% por el FROB, conserva un paquete de algo más de 7.000 millones de acciones de Bankia. La colocación del 7,5% se materializó mediante un procedimiento conocido como 'colocación acelerada'.

Siguiendo la práctica habitual de este tipo de operaciones, la matriz de Bankia asume un compromiso de no transmisión de los títulos que mantiene durante un plazo de 90 días desde la fecha de la transacción, a finales de febrero.

En los puntos del orden del día de la junta figuran la aprobación de las cuentas anuales, en la que sería la primera vez que se aprueban beneficios de la entidad tras dos años consecutivos sufriendo pérdidas. El grupo BFA-Bankia ganó 818 millones en 2013 y superó sus propias previsiones. Los accionistas también tendrán que dar su visto bueno al informe de gestión y del grupo.

Los títulos de Bankia se han revalorizado en Bolsa desde los 0,40 euros a los que cotizaban en mayo del pasado año, cuando finalizó el proceso de recapitalización del grupo, a los 1,51 euros actuales. El valor bursátil del banco nacionalizado supera así los 17.000 millones de euros.

El banco liderado por José Ignacio Goirigolzarri está a punto de finalizar el plan de reestructuración aprobado por Bruselas como condición para liberar la ayuda de 19.000 millones. El ajuste de la red de oficinas concluyó en noviembre, hasta alcanzar unas 2.000 sucursales, mientras que un total de 5.400 empleados han salido de la entidad, incluyendo desinversiones pendientes de aprobación. El plan contempla la salida de 6.000 trabajadores.