Junta extraordinaria de la inmobiliaria

Colonial se blinda frente a Brookfield: amplía más capital y conservará SFL

uan Jose Brugera y Pere Viñolas, de Inmobiliaria Colonial
uan Jose Brugera y Pere Viñolas, de Inmobiliaria Colonial

El consejo de administración de Colonial ha decidido complementar con 266 millones de euros la ampliación de capital inicial de 1.000 millones de euros autorizada por los accionistas el pasado 21 de enero. Esta nueva ampliación, con derecho de suscripción preferente por los actuales accionistas, supondrá que el grupo Villar Mir se reforzará como primer socio de la inmobiliaria.

El plan inicial ratificado por los accionistas de Colonial contemplaba una ampliación dineraria de hasta 1.000 millones, la venta de un máximo del 20% del capital de Société Foncière Lyonnaise (SFL), de la que Colonial es accionista mayoritario con un 53%, y la obtención de un nuevo crédito sindicado que permita completar el pago del actual préstamo, de 1.759 millones, que vence a finales de este año.

No obstante, la compañía ha informado este viernes de que el consejo de administración considera conveniente “al interés social” sustituir la venta parcial de SFL por una colocación superior de acciones en el mercado, manteniendo la participación de control que Colonial ostenta en SFL.

El grupo Villar Mir, que ya controla el 20% de Colonial, se ha comprometido a invertir otros 300 millones de euros en la ampliación de capital de 1.000 millones aprobada en el mes de enero. Al aumentar la ampliación de capital, invertirá al menos otros 50 millones. Villar Mir ha pugnado con el fondo estadounidense Brookfield por hacerse con el control de la compañía.

Brookfield ha adquirido el 46% del préstamo sindicado de 1.759 millones y ha hecho pública su intención de reestructurar la sociedad procediendo a la venta de activos y canjeando deuda por capital. El fondo está dispuesto incluso a lanzar una opa. La operación anunciada hoy por Colonial complica doblemente los planes: porque la venta de SFL debería servir, según los planes de Brookfield, para amortizar parte del crédito, y porque Villar Mir aumenta su peso en el capital.

El aumento del importe de la ampliación de capital será sometido a la aprobación de los accionistasde Colonial en la junta general extraordinaria que se celebrará previsiblemente el próximo 8 de abril de 2014 en segunda convocatoria.

En dicha junta, el consejo de la inmobiliaria informará de manera directa a los accionistas sobre el desarrollo del proceso de reestructuración de su deuda financiera y solicitará su autorización para el aumento de la ampliación de capital.

“La ejecución exitosa de esta ampliación de capital, junto a la obtención de un nuevo crédito sindicado a largo plazo, permitirá el pago del actual crédito sindicado de un importe aproximado de 1.800 millones de euros, el mantenimiento de la participación mayoritaria en SFL y la estabilización del Loan to Value de la compañía por debajo del 50%”, ha subrayado la compañía.