Coloca el máximo previsto de 5.000 millones de euros

El Tesoro rebaja el interés de la deuda a 15 años al menor nivel desde 2005

Billetes de euro. Ampliar foto
Billetes de euro.

El Tesoro Público no se puede quejar. Ha logrado adjudicar hoy 5.001 millones de euros, el máximo previsto, en una subasta de bonos a tres y cinco años y obligaciones a 15 años en la que ha conseguido rebajar los intereses en los dos plazos más largos. Y, además, ha situado la rentabilidad de las obligaciones a 15 años en el nivel más bajo desde 2005.

Esto, justo un día en el que los mercados, que habían ya habían dejado en un segundo plano la crisis de Ucrania, vuelven a estar nerviosos tras las declaraciones de la nueva presidente de la Fed, Janet Yellen, que puso fecha al fin de los tipos de interés bajos en Estados Unidos. De hecho, la prima de riesgo española repuntaba hoy en la apertura del mercado hasta los 175 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 3,37%. El riesgo país se ha moderado ahora y se sitúa en los 172 puntos básicos.

En concreto, el Tesoro ha vendido 1.330 millones de euros en obligaciones con vencimiento en 2028 a un tipo de interés del 3,846%, el menor desde 2005, frente al 4,199% de la anterior subasta de estas caracterísitcas el pasado 16 de enero. En bonos con vencimiento en 2019 se han colocado 2.670 millones de euros con una rentabilidad del 1,991%, por debajo también del 2,263% de la emisión anterior el 20 de febrero.

En el caso de los bonos a más corto plazo, con vencimiento en 2017, se han vendido 1.000 millones de euros, pero el interés ha subido ligeramente al 1,331% respecto al 1,309% anterior del 6 de marzo. La demanda en este tramo ha sido muy elevada, de 4,14 veces lo colocado frente al 2,18 anterior.

Esta ha sido la segunda subasta que celebra el Tesoro esta misma semana, ya que el pasado martes España adjudicó más de 3.000 millones de euros en letras a tres y nueve meses, por encima del objetivo máximo previsto, aunque tuvo que elevar ligeramente el tipo de interés de ambas denominaciones.

Pese al repunte del interés, el ministro de Economía, Luis de Guindos, se mostró convencido de que España puede volver a financiarse este año a un coste menor del previsto en los presupuestos del Estado, lo mismo que sucedió ya en 2013, y que permitió ahorrar más de 8.500 millones de euros.

De Guindos hizo esta consideración durante su intervención en el Foro Líderes, una iniciativa impulsada por la Agencia EFE y KPMG, en el que recordó que España ya ha completado prácticamente el 30% de las emisiones de este año y lo ha hecho “a tipos históricamente bajos”.