La matriz percibió un total de 10.078 millones de euros

Telefónica duplica los dividendos procedentes de sus filiales en 2013

La teleco repatrió fondos por 1.640 millones desde Latinoamérica

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta. EFE

Telefónica continuó durante el pasado ejercicio con sus estrategias destinadas a maximizar todo su flujo de efectivo. Así, la operadora señala en su Informe de Auditoría de 2013 que percibió un total de 10.078 millones de euros en concepto de dividendos procedentes de sus filiales y asociadas. La cifra es un 107% superior a la registrada en 2012, cuando estos dividendos sumaron 4.852 millones. En 2011, la teleco había percibido 6.967 millones por este concepto.

En el caso de 2013, el mayor importe procedió de Telefónica Internacional, que abonó un dividendo de 4.500 millones de euros, frente a los 1.500 millones de 2012. La operadora indicó que este fuerte incremento se debe a que esta filial contaba con muchas reservas y la dirección decidió que se pagara este dividendo.

A su vez, el dividendo de Telefónica de España aumentó de 221 millones de euros en 2012 a 1.600 millones en 2013. Fuentes de la compañía precisaron que la baja cifra de 2012 se debía a que ese año se imputaron los costes del expediente de regulación de empleo realizado en España. En 2011, de hecho, el grupo había percibido 2.430 millones de Telefónica de España.

También Telefónica Europa registró un fuerte aumento en el dividendo abonado al grupo al pasar de 575 a 1.309 millones de euros.

Con respecto a la repatriación de fondos a España, Telefónica precisa en el Informe de Auditoría que en 2013 “se recibieron 1.640 millones de euros desde Latinoamérica, de los que 1.434 millones fueron en concepto de dividendos, 118 millones en préstamos intragrupo y 88 millones por otros conceptos”.

En términos generales, Telefónica recuerda en el informe que en 2013 volvió a pagar dividendos a los accionistas tras la cancelación aprobada en el verano de 2012, indicando que en noviembre abonó 0,35 euros por acción, con un desembolso total de 1.588 millones de euros. La operadora todavía tiene pendiente el pago de 0,40 euros por título, que se llevará a cabo durante el próximo trimestre.

Telefónica señala también que en 2013 volvió a mantener una intensa actividad de financiación, señalando que ejecutó operaciones en los mercados por un importe cercano a los 12.000 millones de euros. La operadora explica que la “actividad se centró en la refinanciación anticipada de los vencimientos de 2014 en adelante”. La compañía recuerda que, a 31 de diciembre, los vencimientos de la deuda financiera bruta de 2014, ascendían a 9.214 millones de euros, mientras que para 2015 rondaban los 6.802 millones. Telefónica recuerda, no obstante, que tiene cubiertos todos los vencimientos con su caja y sus líneas de crédito.

La empresa también realizó algunas aportaciones a distintas filiales. Entre otros movimientos, la operadora explica que en 2013 su filial Telefónica Móviles México realizó tres ampliaciones de capital por un importe total de 440 millones de euros, suscritas por la matriz. Además, la empresa autorizó la capitalización de parte de los préstamos que tenía concedidos a esta filial mexicana, por un importe de 730 millones.

En el informe, Telefónica recuerda el cierre de la venta de Atento o su filial checa, así como las operaciones actualmente en marcha como la venta de O2 Ireland o la compra de la alemana E-Plus.

Aumento del gasto en I+D

Telefónica indicó que el gasto en I+D en 2013 fue de 1.046 millones de euros, cifra que supone el 1,8% de sus ingresos.

A la conclusión de 2013, la teleco tenía 12 proveedores de infraestructuras de red, por encima de 2012, cuando sólo tenía cinco. Este aumento coincide con la aceleración de los despliegues de 4G y fibra óptica. Por el contrario, el número de proveedores de terminales bajó de 13 a ocho.