La empresa dispone de tres semanas para escapar al concurso

Los bonistas de Codere reiteran su oferta de refinanciación

Los bonistas de Codere reiteran su oferta de refinanciación

El tiempo se agota y el acuerdo no llega. Si Codere no consigue llevar a cabo una reestructuración de su deuda en las próximas tres semanas se verá obligada a solicitar el concurso. Para evitarlo los bonistas, con los que la empresa mantiene una de 1.039 millones de euros, vuelven a reiterar su oferta a la compañía y fijan como plazo para obtener una respuesta el próximo 26 de marzo.

Las condiciones de la oferta final son las ya mencionadas en anteriores cartas: una quita de 365 millones, es decir, del 35% sobre el total de los bonos y la inyección de 400 millones (200 millones en concepto de préstamos y una cantidad similar para suscribir una ampliación de capital). La oferta de los bonistas se sustenta en el canje de deuda por capital, una de las premisas centrales de la nueva ley concursal aprobada por el Gobierno.Como contraprestación a la quita los bonistas recibirán el 96,8% de las acciones de las sociedad, reservando el 3,2% restante a los minoritarios.

Junto a la condonación de parte de la deuda, los bonistas ceden el 14,3% del capital más warrants a los principales ejecutivos de Codere como “contraprestación a su trabajo y exclusivamente en su condición de ejecutivos y no en su condición de accionistas”, indican en la carta.

Los bonistas reiteran que Codere encaja en el perfil de empresa al que se dirige la nueva legislación pues se trata de una compañía sobreendeuda que no tiene capacidad para hacer frente a sus vencimientos pero que es operativamente viable y cuyo futuro pasa por la reducir la deuda financiera mediante la capitalización y la recepción de dinero nuevo.