Dorna y la Agencia Tributaria pleitean en la Audiencia Nacional

Hacienda reclama más de 40 millones al dueño de MotoGP

MotoGP
Los pilotos Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa y Marc Márquez en el Gran Premio de Aragón

El Mundial de MotoGP arranca este fin de semana en Catar. La temporada estará marcada por la competencia entre los pilotos españoles, Mar Márquez, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, entre las marcas Repsol, Honda y Yamaha y por la participación de Valentino Rossi, toda una leyenda del motociclismo en activo. Pero el Gran Premio más importante que el mundial de motociclismo celebra este año, y previsiblemente durante unos cuantos más, no se juega en ninguna de las 18 carreras que se disputarán hasta el próximo mes de noviembre: en realidad, la carrera clave para las finanzas del Mundial se disputa en la Audiencia Nacional.

Hacienda reclama a Dorna, la compañía propietaria de los derechos del Mundial de MotoGP, más de 40 millones de euros. El asunto ha llegado hasta la Audiencia Nacional y está visto para sentencia.

En el año 2010 la Agencia Tributaria liquidó actas relativas a impuestos inspeccionados de los ejercicios 2003-2006 a la empresa, 20,3 millones y otros 22,5 millones por sanciones, habiéndose pagado 19,2 millones y depositado Dorna un aval ante Hacienda por 1,14 millones. Dorna firmó en disconformidad dichas actas y fueron recurridas ante el TEAC, habiendo sido desestimadas, por lo que la compañía recurrió a la Audiencia Nacional.

Desde Dorna se asegura que el contencioso es, en la actualidad, común a las grandes compañías instaladas en España. “Hacienda cree que determinadas partidas no son deducibles y nostros sí”, explicaron en la empresa con sede en Barcelona. “Si la sentencia de la Audiencia Nacional es contraria a nuestros intereses recurriremos ante el Supremo”, dijeron. “Suponemos que Hacienda hará lo mismo en caso contrario”, añadieron. La compañía apuntó que el asunto está provisionado en sus cuentas. “Estamos orgullosos de ser una empresa española, es una pena que tenga que hablarse de esto con todo lo que hemos conseguido”, comentaron.

Adicionalmente la Agencia Tributaria notificó a Dorna diligencias de inspección para varios impuestos de aplicación entre los años 2006 y 2007. En 2012, según explica el grupo en sus cuentas de aquel año, Hacienda liquidó actas relativas al impuesto de sociedades y al impuesto por retenciones por 5,2 millones y por 3,5 millones por sanciones. Dorna pagó 2,4 millones como parte de la sanción; las actas fueron también firmadas en disconformidad y recurridas ante el TEAC. En relación con los 2,4 millones entregados, en enero de 2013 el Tribunal Supremo estimó el recurso presentado por Dorna por lo que considera que la Agencia Tributaria deberá devolver ese importe.

En su informe de auditoría del ejercicio 2012 la consultora Deloitte no se refiere al contencioso con Hacienda; la auditoría está limpia de salvedades.

Gran operación

En Dorna tienen razón cuando lamentan que con todo lo que ha hecho la compañía en el terreno deportivo y empresarial se tenga que lidiar con asuntos fiscales. La empresa española ha conseguido crear una multinacional del deporte y convertir las motos en un espectáculo de masas, habiendo llamado la atención de algunos de los mayores invesores del mundo. Posiblemente, en un futuro, se hablará de Dorna como una de las mayores operaciones de inversión realizadas en un año, ya sea por grandes fondos de pensiones o firmas de capital riesgo.

La sociedad de capital riesgo Bridgepoint entró en el capital de Dorna en el año 2006 en una operación valorada en cerca de 500 millones de euros. En la actualidad el capital de la empresa está repartido entre Bridgepoint (41%), el fondo de pensiones de Canadá (39%) y el equipo gestor (20%).

En 2012 la compañía registró unos ingresos de 204,3 millones de euros, cinco millones más que en 2011. A 31 de diciembre de 2012 la empresas contaba con un patrimonio neto de 141,2 millones y cerró el año con un pasivo no corriente de 426,7 millones (35 millones de pasivo corriente). La deuda con entidades financieras ascendía al término de ese año a 378 millones; la empresa no tiene previsión en el corto plazo de refinanciar deuda. Dorna facturó 56,4 millones en España; 87,7 millones en la Unión Europea; y 60,2 millones

18 millones de pensionistas canadienses

El gestor de fondo de pensiones de Canadá CPPIB informó en 2012 de la adquisición del 39% del capital de Dorna. El fondo, creado en 1997, representa los intereses de 18 millones de pensionistas canadienses; hasta diciembre de 2013 la sociedad ha llevado a cabo en su historia operaciones valoradas en más de 200.000 millones de dólares. En su memoria del ejercicio 2013, el fondo canadiense explica que la inversión en Dorna se cerró en realidad el pasado año. Las compañías no ofrecieron el valor de la operación. En las cuentas de 2012 de Dorna se indica que en febrero de 2013 se formalizó la venta de las participaciones de Dorna por parte del fondo Bridgepoint Europe III Investments y de los socios minoritarios a la sociedad Weeksbury. Mediante la citada transacción, Weeksbury “pasa a ostentar aproximadamente el 80% del capital de Dorna Sports”, dice la compañía española en sus últimas cuentas depositadas en Registro Mercantil. El precio total de la operación, indica, ascendió a 454 millones de euros.

En España la última operación relevante de Bridgepoint, el primer accionista de Dorna, fue la adquisición en 2012 de parques eólicos situados en Castilla León al grupo ACS, en una operación valorada, según la web de la firma de inversión, en 400 millones de euros. Los activos adquiridos forman parte de la empresa Borawind y gestiona 330 MW. En 2012, los activos gestionados por Borawind produjeron 693,4 GWh, equivalentes al consumo anual de alrededor de 162.130 hogares, explica la empresa.

Bridegpoint compró a CVC su participación en Dorna cuando CVC se hizo con los derechos de la Fórmula 1 y fue obligada por problemas de Competencia a desprenderse de su negocio en las motos.

Negocio sobre dos ruedas

2036: Dorna cuenta con los derechos de comercialización del Mundial de motociclismo hasta el año 2036.

Superbikes: El 31 de enero de 2013 Dorna adquirió la sociedad propietaria de los derechos del Campeonato del Mundo de Superbikes por un precio de 14,21 millones.

Plantilla: La plantilla de Dorna está compuesta por 186 personas (a 31 de diciembre de 2012). Los gastos de personal de la compañía ascendieron en 2012 a 13 millones de euros.

Refinanciación: En marzo de 2011 Dorna refinanció su endeudamiento financiero. El 9 de marzo de ese año suscribió un contrato de financiación por 320 millones de euros y 126 millones de dólares.

Compromisos: Dorna posee los derechos audiovisuales y comerciales del Campeonato del Mundo de motociclismo hasta 2036. Los compromisos de pago contemplan la entrega de algo más de 48 millones al año a la Federación Internacional de Motociclismo y a la Asociación Internacional de Equipos. En total al grupo le quedan por pagar 431,5 millones (a finales de 2012).

Beneficios: Dorna registró en 2012 un beneficio después de impuestos de 28,7 millones de euros.

Espectadores: En 2012 los circuitos donde se celebraron los Grandes Premios del Mundial de Motociclismo atrajeron a 2,2 millones de espectadores. El Gran Premio celebrado en 2012 en Jerez atrajo a casi 200.000 personas. En 12 de los Grandes Premios celebrados ese año asistieron a los circuitos más de 100.000 personas. El tipo de audiencia televisiva es público con edades inferiores a los 35 años, el 70% es público masculino. La web de MotoGP gestionada por Dorna recibió en 2012 más de 76 millones de visitas.