El organismo dependiente de la Generalitat ha trasladado su informe a la fiscalía

La Oficina Antifraude de Cataluña ve indicios delictivos en Cárnicas Vilaró

Fábrica de Cárnicas Vilaró, en Girona.
Fábrica de Cárnicas Vilaró, en Girona.

La Oficina Antifraude de Cataluña ha emitido un informe sobre una denuncia presentada el pasado mes de septiembre por la administración concursal de la empresa Cárnicas Vilaró, hoy en liquidación y que llegó a ser la mayor exportadora de carne porcina en España. En dicha demanda los administradores nombrados en Cárnicas Vilaró por el juez –la compañía se declaró en concurso en 2010 – acusan a los responsables de la empresa controlada por el empresario Javier Frade Gobeo de haber cometido un presunto fraude en la gestión de un préstamo de 12 millones con garantía hipotecaria que en 2008 recibió del Institut Català de Finances (ICF), dependiente de la Generalitat. El préstamo fue concedido para la compra del matadero Mollerusa, en Lérida, y su adecuación.

La Oficina Antifraude concluye su informe advirtiendo que los hechos denunciados podrían ser constitutivos de varios delitos, entre ellos los de estafa y falsedad documental –tampoco descarta fraude a Hacienda– y lo traslada al Ministerio Fiscal para “depurar posibles responsabilidades penales”, afirman fuentes inmersas en el proceso. El organismo dependiente de la Generalitat también propone trasladar su informe al ICF por si considerara “personarse en un posible procedimiento penal”.

La administración concursal de Cárnicas Vilaró ha solicitado al juez la declaración de concurso culpable y que el primer ejecutivo de la compañía, Javier Frade Gobeo, sea condenado a pagar 19,4 millones e inhabilitado para administrar bienes ajenos durante 15 años. La Oficina Antifraude considera que los hechos denunciados “ponen de manifiesto una actuación fraudulenta por parte de Cárnicas Vilaró que habría provocado un perjuicio económico a la entidad pública ICF cuantificada en 4,3 millones” y que los responsables de la empresa concursada “habrían cometido hechos o conductas constitutivas de diversos delitos tipificados en el Código Penal” como el de estafa y falsedad en documento privado. El organismo indica también que “no se descarta tampoco la posible existencia de posibles delitos contra la Hacienda Pública”.

Desde el despacho Frade Gobeo, de Iñaki Frade, hermano del administrador de hecho de Cárnicas Vilaró, se aseguró a este diario que no tienen constancia de la existencia de dicho informe de la Oficina Antifraude de Cataluña. También se advirtió que la solicitud de concurso culpable “todavía no ha sido juzgada, por lo que las falsedades vertidas en él aún no han sido evaluadas por el Juez, ni confrontadas en sesión judicial ni hay sentencia que dictamine tal culpabilidad”.

Lo contablemente “reflejado por la empresa de unas inversiones de actualización y puesta en marcha de la instalación de 7,06 millones de euros más 7,7 millones de la adquisición, es decir una inversión total de 14,76 millones de euros, se corresponde con total exactitud a lo pactado con el ICF”, afirma el bufete.

El Institut Català de Finances indicó a este diario que se está a la espera de las “diligencias de Fiscalía” para valorar los pasos a seguir. La Oficina Antifraude de Cataluña precisa en su informe que tras un detallado examen de la concesión del préstamo no es posible valorar la actuación de los encargados de conceder dicho préstamo.

Tras la querella contra la cúpula de Pastor

El bufete Frade Gobeo, de Iñaki Frade, hermano del propietario de Cárnicas Vilaró, presentó una demanda contra el expresidente y exconsejero delegado de Banco Pastor, José María Arias Mosquera y Jorge Gost Gijó, que han sido imputados. El demandante al que representa el despacho es un pequeño accionista de Pastor, el señor Manuel G. S. La querella criminal interpuesta por este pequeño accionista de la entidad hoy fusionada con Banco Popular se presentó el 13 de octubre de 2011 por presuntos delitos (estafa, falsedad documental...).

Desde el despacho Frade Gobeo se asegura que la demanda presentada contra la cúpula de Banco Pastor nada tiene que ver con Cárnicas Vilaró. Pero el Borme de Girona publicó el 26 de agosto de 2010 el nombramiento como administrador de la sociedad KU Gelasada de Manuel García Sánchez. Esta empresa, KU Gelesada, figura en el informe de la administración concursal de Cárnicas Vilaró, recogido también por la Oficina Antifraude de Cataluña, como una de las sociedades con las que operaba Cárnicas Vilaró.

El informe concursal elaborado por la administración nombrada por el juez en Cárnicas Vilaró señala que hubo una “salida fraudulenta” de bienes de la compañía respecto a la sociedad KU Gelesada, por lo que proponen que se condene a Frade a indemnizar a la concursada con 0,89 millones.

Ocho de los bancos acreedores de Industrias Cárnicas Vilaró, entre ellos Banco Pastor, presentaron querella criminal contra Javier Frade Gobeo, administrador de hecho de la compañía, y otros directivos en 2011.