100.000 pasajeros más en enero

El AVE superó por primera vez en enero al avión en pasajeros

El tren de larga distancia suma 1,9 millones de viajeros, frente a los 1,8 millones del avión

Tren del AVE en la línea Madrid-Alicante.
Tren del AVE en la línea Madrid-Alicante.

La política de descuentos en el AVE, que arrancó en febrero de 2013 y se mantiene durante 2014, ha motivado que los viajeros tengan ya el tren como primera opción, frente al avión, para realizar sus viajes de larga distancia en España. Es la primera vez que sucede en este país, según datos del Instituto Nacional de Estadística publicados esta mañana.

El uso del ferrocarril de larga distancia arroja un fuerte incremento del 22,1% en enero, mientras se mantuvo la tendencia de caída en el número de usuarios del avión, con un 7,3 % de descenso en enero. El INE contabiliza 1,9 millones de usuarios del tren de larga distancia frente a los 1,8 millones que tomaron un avión para los desplazamientos internos.

La distancia entre los que optan por uno y otro medio de transporte se ha ido estrechando mes a mes, con el tren sumando incrementos y el avión registrando descensos. Por ejemplo, en diciembre de 2012, había 1,7 millones de usuarios del tren de larga distancia frente a los 2,2 millones de avión. La campaña de precios de Renfe, apadrinada por el ministerio de Fomento, ha motivado la reacción de Iberia, con el lanzamiento de tarifas bajas. El caso de la ruta Madrid-Málaga, operada por Iberia Express, es un ejemplo claro. La low cost ha llegado a rebajar precios hasta un 73%, mejorando un 35% su ocupación en el primer mes de aplicación, el pasado febrero.

Caída generalizada en viajeros

El pasado enero hubo 372,4 millones de pasajeros en España, un 1,4 % menos que en el mismo mes de 2013: el transporte urbano se redujo un 1,2 %, con 230,3 millones de pasajeros, y el interurbano, un 0,9 %, con 101,4 millones. Por su parte, el transporte especial y discrecional sumó 40,7 millones de pasajeros, un 3,7% menos que un año antes.

Dentro del urbano, el metro disminuyó un 0,7% y el transporte en autobús bajó un 1,5%. Por ciudades, el metro bajó en todas excepto en Palma, donde se incrementó un 0,2%.

En el transporte interurbano, el aéreo fue el que más se redujo con esa caída del 7,3%, mientras que el autobús bajó un 2% y el transporte por ferrocarril aumentó un 0,5%.

El detalle por distancias refleja caídas en cercanías (0,1%) y media distancia (3,4%), frente al notable incremento del 22,1% en larga distancia.