La comisión plantea 270 cambios tributarios en 125 propuestas
reforma fiscal
El presidente del comité de expertos para la reforma fiscal, Manuel Lagares (d), entrega al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (c), el informe en la sede del Ministerio de Hacienda en Madrid. EFE

La reforma fiscal propuesta por los expertos no "deja títere con cabeza"

La reforma rebajará los impuestos a las rentas más bajas y beneficiará a las familias con hijos

El tipo nominal del impuesto sobre sociedades se reducirá, pero se eliminarán deducciones

"Sencillo, suficiente, orientado al crecimiento, que protege a las familias y a la unidad de mercado”. Así definió el presidente del Comité de Expertos designado por Hacienda, Manuel Lagares, la propuesta de reforma fiscal elaborada por el grupo de nueve sabios y presentada ayer en el Ministerio de Hacienda. El documento, que consta de 444 páginas, incluye 270 cambios tributarios concentrados en 125 propuestas. “No hemos dejado títere con cabeza”, señaló Lagares, que es catedrático de Hacienda Pública y ha participado de una u otra forma en todas las grandes reformas fiscales aprobadas en España desde 1970.

Montoro agradeció la labor de los nueve expertos fiscales y reconoció que “ahora la pelota está en el lado del Gobierno”. El documento de los sabios servirá de guía al Ejecutivo que, en cualquier caso, no trasladará todas las recomendaciones a las leyes. El informe contempla una reforma global del sistema que afecta a las grandes áreas tributarias y de actividad. El Conejo de Ministros analiza este viernes las recomendaciones de los expertos y, a partir de las 17 horas, Lagares dará en rueda de prensa detalles del documento.

Salarios
Los asalariados vieron como su nómina se reducía a partir de 2012 por la subida fiscal que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy. El incremento fue progresivo y el tributo aumentó en 0,75 puntos hasta el 24,75% para las rentas inferiores a 17.700 euros y en siete puntos hasta el 52% para los contribuyentes que ganan más de 300.000 euros. Los expertos recomiendan rebajar los tipos impositivos, que en España son sensiblemente superiores a la media europea. Tal y como encargó Hacienda, los expertos proponen establecer una rebaja más significativa para las rentas bajas y las familias con hijos o con personas mayores a cargo. Ello se materializará, por ejemplo, en un incremento de los mínimos personales y familiares, una propuesta que Hacienda ya ha decidido que sí aplicará.

Por otra parte, la tendencia internacional aboga por reducir el número de tramos y tipos, una propuesta que también se encuentra en el informe Lagares. Con ello se pretende alcanzar un sistema fiscal más simple y comprensible para el contribuyente.

Empresas
Existe un consenso generalizado de que el impuesto sobre sociedades ha derivado en un tributo ineficiente y que debe reformarse. Los expertos son muy claros al respecto. Proponen una rebaja del impuesto sobre sociedades entre cinco y diez puntos, que se aplicará de manera paulatina. Así, el gravamen bajará hasta el 20%. La medida será celebrada por el sector privado, que lleva años denunciando que el tipo impositivo sobre los beneficios empresariales es superior a la media europea. Sin embargo, el informe también recomienda una supresión integral de los beneficios fiscales que contempla la legislación. Ello significa la desaparición de la deducción por reinversión de beneficios, por actividades en I+D o por creación de empleo. Se trata de una medida drástica. Fuentes de la Administración señalan que reducir el impuesto y eliminar deducciones es una tendencia que gusta en Hacienda. Sin embargo, es previsible que el departamento de Cristóbal Montoro considere excesivamente contundente la recomendación de los expertos, que también abogan por suprimir los tipos reducidos que aplican las pymes, que van del 25% al 15%.

Lagares defiende que los regímenes especiales para las pequeñas empresas pueden incentivar que una empresa fragmente su actividad o rechace una integración en una estructura mayor para mantener un tipo más bajo. “Y ello no suele ser beneficioso para la economía en su conjunto”, concluye el catedrático de Hacienda Pública en un artículo incluido en el libro Manual Completo del Impuesto sobre Sociedades y editado recientemente por EY Abogados. El Ejecutivo aprobó en septiembre en su publicitada Ley de Emprendedores un listado de deducciones y beneficios fiscales para pymes. Parece improbable que ahora opte por su supresión.

Cotizaciones e IVA
Los expertos son partidarios de una devaluación fiscal que suponga una rebaja de las cotizaciones sociales a cargo del empleador y un incremento de la fiscalidad indirecta de impuestos como el IVA. Sin embargo, reconocen que la situación actual de la Seguridad Social, que presenta un déficit superior a los 10.000 millones, impide adentrarse por esta vía. Proponen que, a largo plazo, se rebajen las cotizaciones, una medida que podría acompasarse con el incremento del IVA. En cualquier caso, tanto los expertos como Hacienda sí valoran una reclasificación de productos que suponga pasar al tipo general del 21% bienes y servicios que tributan al gravamen reducido del 10%.

Vivienda
Una de las medidas que con toda seguridad generará más polémica es la propuesta de imputar como renta inmobiliaria la vivienda habitual en el IRPF. ¿Esto qué significa? Actualmente, los propietarios de segundas y ulteriores viviendas sufren un incremento en su base imponible del IRPF equivalente al 1,1% del valor catastral de sus inmuebles. Con la ley vigente, la vivienda habitual está exenta, algo que los expertos proponen cambiar. No obstante, es más que probable que propongan un tipo inferior para las primeras residencias. Hay que tener en cuenta que España es un país con una débil cultura de alquiler y donde predomina el propietario.

Los expertos también son partidarios de suprimir totalmente la deducción por inversión en vivienda habitual, un beneficio fiscal que el Ejecutivo ya eliminó para aquellos contribuyentes que compraron su casa a partir de enero de 2013. Actualmente, más de cinco millones siguen aplicando la deducción, porque que compraron antes de esa fecha. Y, en 2015, año de elecciones generales, este numeroso colectivo mantendrá este beneficio fiscal en la medida en que Hacienda ya ha indicado que, en este punto, tampoco seguirá la recomendación de los sabios.

Supresión de impuestos autonómicos
El informe de los sabios defiende que muchos impuestos autonómicos, sobre todo los de carácter medioambiental, resultan ineficientes y distorsionan la economía. Por eso, recomiendan suprimir el canon eólico o el tributo que, en algunas comunidades como Cataluña, grava a la grandes superficies. El documento apuesta por reforzar la fiscalidad ambiental, pero de forma más ordenada.