Prepara el envío de agentes de incógnito a las oficinas bancarias

La CNMV espera cinco salidas a Bolsa en el primer cuatrimestre del año

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez.
La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) espera para el primer cuatrimestre del año la salida a Bolsa de cinco empresas, cuatro nacionales y otra con pasaporte europeo, es decir, con autorización del organismo regulador de otro país de la UniónEuropea en el que tenga la sede social. Así lo confirmó ayer la presidenta del organismo,Elvira Rodríguez, en la presentación del plan de actividades de la CNMV para 2014.

“La mejora de la economía implica que habrá más actividad y que tendremos más trabajo”, explicó Rodríguez, que recordó en la rueda de prensa la salida a Bolsa de la Socimi del grupoLar, que comenzó a cotizar en la Bolsa la semana pasada. La presidenta de la CNMV afirmó que las OPV en las que trabaja el organismo regulador no incluyen tramo minorista, aunque vigilarán la claridad de la información remitida en el folleto.

Las otras compañías además de la Socimi del grupoLar que podrían dar de forma inminente el salto al parqué serían eDreams, el portal de viajes online que pertenece al grupo europeo Odigeo; ONO;Applus e Hispania Activos, la sociedad de activos inmobiliarios de la gestora Azora, que busca captar fondos por 500 millones de euros y tiene prevista su salida a Bolsa en el mercado continuo para el 19 de marzo.

Rodríguez también ha hablado sobre otras cuestiones de actualidad que afectan a la actividad del organismo regulador como la compleja situación de Pescanova, que en palabras de la presidenta de la CNMV ha sido“un banco de pruebas” en su propósito de dar una respuesta rápida y con una política de comunicación proactiva que sirva para transmitir confianza.

Preguntada sobre la investigación de posibles irregularidades en la ampliación de capital de Bankia, Rodríguez afirmó que la CNMV ha abierto un nuevo expediente por una operación con más de 704.000 acciones de un actor extranjero, que se suma a los otros seis expedientes ya abiertos por las compras y ventas de 4 millones de acciones. Rodríguez aseguró que no ha sido fácil porque se trata de operaciones hechas por operadores internacionales e investigadas a través de los organismos supervisores de otros países. “Con las cartas destapadas es muy fácil ser adivino, pero quienes jugaron a corto no ganaron y la situación del mercado ha sido favorable para quienes permanecieron”, apuntó.

La presidenta de la CNMV explicó que el organismo busca promover una reforma normativa para ganar en autonomía en su labor de supervisión y para tener más flexibilidad.

Rodríguez afirmó que el organismo pondrá énfasis en la supervisión temprana en la venta de productos complejos. Una de las novedades en las que trabaja el regulador es el envío de agentes de incógnito a sucursales bancarias sin previo aviso para detectar posibles irregularidades en la venta de productos complejos, lo que se conoce como mystery shopping (cliente de incógnito), aunque esa herramienta depende de una reforma normativa. La CNMV también estudia crear un sistema de clasificación de productos en función de su riesgo.

Apoyo a la reforma de la ley concursal

La presidenta de la CNMV mostró ayer su conformidad con la reforma de la ley concursal que prepara el Gobierno y que permitirá convertir deuda en capital sin necesidad de lanzar una opa por la compañía cuando esta operación suponga la toma del 30% del capital de la empresa.

Elvira Rodríguez afirmó que el anteproyecto de la ley concursal se conoce desde hace apenas dos días y que por tanto aún no está claro el papel que jugará la CNMV en estos casos, donde los acuerdos de refinanciación de las compañías se negociarán bajo la tutela del juez. Hasta ahora, la CNMV debía dar el visto bueno.

La presidenta del organismo regulador ha destacado que “la reforma pretende que esas situaciones preconcursales no acaben con la liquidación de las empresas. Lo que importa es que las empresas no mueran y que el tejido productivo no se nos vaya ahora que estamos ante un cambio de ciclo económico”, explicó.

En este sentido,Rodríguez resaltó que el objetivo de esta reforma de la ley concursal es el mismo que el del actual decreto de opas. En la actual normativa se incluye una excepción a la obligación de lanzar una opa si se toma más del 30% del accionariado en una conversión de deuda en capital si esta tiene como finalidad garantizar la sostenibilidad de la compañía.