Registran nuevas caídas de ingresos por las duras guerras de tarifas

Las ‘telecos’ vuelven a sufrir en 2013 un fuerte castigo en Europa

La mayoría de países del Viejo Continente sufre deterioros en los volúmenes de negocio

Un hombre habla con su móvil junto a un anuncio.
Un hombre habla con su móvil junto a un anuncio. Reuters

Otro año complicado para las operadoras europeas. Las guerras de tarifas y el agravamiento de la crisis económica volvieron a penalizar a las telecos, especialmente en sus mercados de origen. Desde hace años, las operadoras han advertido del exceso de competencia en muchos países, reclamando que se facilite el proceso de consolidación. Parece que las cuentas del ejercicio de 2013, en las que las empresas del sector han registrado caídas tanto de los ingresos como de la rentabilidad, pueden darles más argumentos en esta línea.

Telecom Italia, la última en presentar las cuentas de 2013, vio como sus ingresos en el propio mercado italiano se desplomaban un 9,6% hasta 16.175 millones de euros. El Ebitda disminuyó un 10,7%, mientras que el margen de Ebitda pasaba del 48,5% al 47,9%. La compañía, participada en casi un 15% por Telefónica, justificó este descenso en el empeoramiento de la crisis económica y la fuerte caída de precios. La firma, que aseguró que ha percibido un freno en la caída de ingresos, comunicó la decisión de su consejo de administración de suspender el pago de dividendos.

KPN también participó de este desplome del volumen de negocio, especialmente en su país de origen. La operadora indicó que sus ingresos en Holanda bajaron un 8% durante 2013 hasta 6.445 millones de euros. El grupo, que está en proceso de venta de su filial germana E-Plus a Telefónica, sufrió una fuerte competencia en el móvil, cuyo volumen de negocio bajó un 12%. De igual forma, KPN registró en Holanda un Ebitda de 2.796 millones, un 11% menos que en el año anterior.

Telefónica, a su vez, sufrió un duro castigo en España por la crisis y las interminables guerras de precios. La firma redujo los ingresos un 13,6% hasta 12.959 millones de euros (un 11,2% sin incluir la venta de terminales), con una caída del 16% de los servicios móviles. El grupo ha trabajado en defender la rentabilidad en el negocio en España. Así, el Ebitda descendió un 7,2%, mientras que el margen de Ebitda aumento en 3,3 puntos porcentuales hasta el 48,9%.

Dentro de esta tendencia de erosión en las cuentas, Orange registró una caída de ingresos en su negocio en Francia del 6,6% durante 2013 hasta 20.018 millones de euros. La guerra de precios también se ha dejado sentir en sus resultados. Y es que la compañía francesa reconoció que el gasto por cliente (Arpu) en los servicios móviles disminuyó un 11,5% (un 8% al excluir el impacto de las medidas regulatorias). Los ingresos del segmento móvil bajaron un 10,3%, por un descenso del negocio fijo del 3,6%. Este descenso penalizó a la rentabilidad de Orange en Francia, que vio cómo su Ebitda bajaba un 7,9%.

La nórdica TeliaSonera sufrió caídas de ingresos en Suecia y Finlandia, países de origen de la empresa, del 2,6% y el 8%, respectivamente, en el negocio móvil. En la banda ancha, los descensos en estos mercados fueron del 4,6% y el 6,3%, respectivamente.

Una de las compañías menos afectadas fue Deutsche Telekom, que registró una bajada de ingresos en el mercado alemán del 1,5% hasta 21.056 millones de euros, con un descenso del 2,8% en el negocio fijo y del 1,9% en los servicios móviles. El Ebitda de la firma en Alemania bajó un 2,5% hasta 8.936 millones.

En una línea similar, la nórdica Telenor presentó un descenso de sus ingresos del 1,7% en el mercado noruego, con una bajada del 2,5% en el ámbito de la telefonía móvil. De igual forma, Belgacom redujo su volumen de negocio un 2,2% durante 2013 hasta los 6.318 millones de euros.

En cualquier caso, las caídas de ingresos parecen generalizadas en el sector. Las compañías están ahora muy atentas ante lo que pueda suceder en 2014, en el que se vislumbran fusiones y adquisiciones.

Aumento del negocio en EE UU

Frente al declive europeo, las grandes telecos de EE UU pueden presumir de crecimiento. Verizon elevó sus ingresos un 4% en 2013 hasta 120.550 millones de dólares, con empuje tanto del negocio del móvil como de la banda ancha.

AT&T aumentó u volumen de negocio en 2013 un 1,1% hasta 128.800 millones de dólares, con avances tanto en el fijo como en el móvil. Tanto AT&T como Verizon siguieron impulsando con fuerza el móvil 4G.

Deutsche Telekom lidera el ranking europeo

Durante 2013, Deutsche Telekom lideró el ranking de las grandes operadoras de telecomunicaciones europeas por volumen de negocio. Así, la firma registró en 2013 unos ingresos de 60.132 millones de euros, un 3,4% más que en el año anterior. Deutsche Telekom sacó partido de su posicionamiento en EE_UU donde, tras cerrar la compra de MetroPCS, elevó los ingresos un 20,7% hasta 18.556 millones de euros.

En segunda posición se situó Telefónica, con unos ingresos de 57.061 millones en 2013, un 8,5% menos en términos reportados (por el retroceso en Europa y la depreciación de las monedas latinoamericanas frente al euro) y un 0,7% más en términos orgánicos.

Vodafone sería la tercera empresa del ranking, aunque su año fiscal concluye a final de marzo. Las previsiones del mercado es que alcance unos ingresos próximos a 44.000 millones de libras (cerca de 53.000 millones de euros).

Orange, a su vez, registró unos ingresos de 40.981 millones de euros, un 4,5% menos que en 2012. La firma compensó el retroceso en Francia y Polonia, dos países claves, con su crecimiento en España.

Dentro de esta ranking, Telecom Italia comunicó que en 2013 sus ingresos descendieron un 9,1% (un 5,2% en términos orgánicos) hasta 23.407 millones de euros. El grupo transalpino sufrió el impacto de la crisis y las guerras de tarifas en Italia, así como la depreciación del real brasileño frente al euro.

Otro grupo muy castigado fue la holandesa KPN. La compañía, que está actualmente en proceso de venta de su filial germana E-Plus a Telefónica, registró unos ingresos totales de 8.472 millones de euros en 2013, un 10% menos que en el ejercicio anterior.