IV centenario de la muerte del pintor

El Greco más chic

Cena privada en el claustro de la catedral, rutas vip, villas en pleno centro... Algo más que exposiciones

Vista panorámica de Toledo.
Vista panorámica de Toledo.

Toledo se pone de moda. La capital castellano-manchega celebra durante 2014 el cuarto centenario de su pintor más conocido, Doménikos Theotokópoulos, rebautizado como El Greco. Durante este año se celebran exposiciones y eventos culturales conmemorativos, pero esta ciudad Patrimonio de la Humanidad da para mucho más en una escapada con mucho estilo.

'La visión de San Juan', proveniente del Metropolitan de Nueva York.
'La visión de San Juan', proveniente del Metropolitan de Nueva York.

El próximo viernes se inaugura la exposición El Griego de Toledo, en el Museo de Santa Cruz y en varias iglesias y conventos, donde se reúne por primera vez una muestra del artista, que habitó la ciudad desde 1577 hasta su muerte en 1614. Hasta allí han llegado obras procedentes de galerías de todo el mundo. En el Museo del Greco se expone también su obra, objetos y recuerdos de la sociedad toledana del momento. La exposición El Greco y la pintura moderna, a partir del 24 de junio, recogerá la influencia del cretense sobre Mannet, Cézanne, Picasso, Bacon o Giacometti.

A partir del 8 de septiembre, El Greco: arte y oficio volverá a recoger obras del pintor, muchas de ellas de colecciones particulares y de vuelta por primera vez en España. Entre tanto, merece la pena echar un vistazo a los conciertos y actividades semanales que propone la Fundación El Greco 2014. La escultora Cristina Iglesias también ha preparado un gran proyecto artístico para reconvertir tres espacios, la Plaza del Ayuntamiento, el Convento de Santa Clara y la Torre del Agua, desde cuyo tejado se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la ribera del Tajo.

Salón del Hotel Valdepalacios.
Salón del Hotel Valdepalacios.

Como es una ciudad eminentemente monumental con numerosos rincones, es bastante recomendable acompañarse de un guía. La empresa Rutas de Toledo ofrece itinerarios a la carta (incluso teatralizado) en su opción vip. “Pueden pedir lo que quieran. Desde que se ilumine la catedral cuando lleguen hasta una cena privada en su claustro”, comenta Alberto López, uno de los responsable de la compañía. También brindan visitas privadas a museos, patios y cuevas particulares (la ciudad está horadada) o recomiendan lugares de compras exclusivas en la calle Comercio, probar el mazapán puro en el Convento de San Clemente o tomarse una copa en el muy de moda Botero.

Jacuzzi en una villa del Cigarral de las Mercedes.
Jacuzzi en una villa del Cigarral de las Mercedes.

Para alojarse, la ciudad cuenta con unas fincas muy especiales en pleno centro llamadas cigarrales, en alto y desde donde se aprecia el casco histórico. El Cigarral de las Mercedes (de cinco estrellas gran lujo) ofrece villas independientes con jardín particular y jacuzzi en el porche. Una opción clásica es el Parador, con una de las mejores vistas del Tajo y la ciudad.

El Hilton Buenavista es un espacio más cosmopolita, con servicio de masajes orientales, zona chill out, velas y sofás alrededor de la piscina.

Si busca la tranquilidad del campo, en la provincia se encuentra el Hotel Valdepalacios, un Relais & Châteaux de cinco estrellas gran lujo, donde uno de sus grandes atractivos es el spa Caroli Health Club. Allí hay tratamientos faciales con extracto de ostra y manicura de barbería específica para caballeros. Y dispone de paseos a caballo, en carruaje o tiro al plato. También en las afueras de Toledo, el Hotel Villa Nazules cuenta con el Club Hípico San José, para seguir clases particulares. Además, proponen circuitos en el spa Agua & Luz. Si lo suyo es el golf, a 12 kilómetros de la ciudad tiene el campo de Layos, en la comarca de Los Montes de Toledo, lindando con el arroyo y embalse de Guajaraz.

Para rematar el día, para tomar una copa, la ciudad ofrece algunas buenas opciones, como La Venta del Alma (una casa solariega nombrada en El Quijote); BU Terraza, con vistas al río, o el Círculo de Arte de Toledo, en una antigua iglesia y con exposiciones.

Dónde comer

Restaurante La casa del Carmen.
Restaurante La casa del Carmen.

Locum, apuesta segura

En pleno casco histórico de Toledo, cerca de la catedral, se encuentra el restaurante Locum, en una antigua casa del siglo XVII. Una cocina que juega con la tradición y la modernidad. Cuenta con un menú degustación (40 euros) e incluye un aperitivo, tres entrantes, pescado, carne, prepostre y postre. Teléfono: 925 223 235.

Adolfo, un clásico

Es una referencia gastronómica en la ciudad. Sus artesonados, su cocina, los vinos y su mazapán hacen de esta casona del siglo XIV una visita justificada. Arroz de caza, merluza al azafrán y una amplia bodega de vinos, con más de 1.700 referencias en carta. Precio menú: 75 euros. Teléfono: 925 227 321.

La casa del Carmen, la nueva estrella

En noviembre consiguió la primera estrella Michelin. En este local, situado en la carretera entre Madrid y Toledo, en Olias del Rey, oficia el chef Iván Cerdeño. Platos con técnica y bien ejecutados. Escabeches, platos de casquería, los guisos de bacalao, caza. Precio: 40 euros. Telefóno: 925 490 7 59.