La enseña espera vender un 2% más en 2014

Toyota reclama políticas coordinadas en la UE para coches ecológicos

El Toyota Aygo en el stand de la marca del Salón de Ginebra.
El Toyota Aygo en el stand de la marca del Salón de Ginebra.

Leroy señaló también que esta coordinación también es necesaria para el desarrollo de los vehículos ecológicos, de modo que sea posible recargar baterías eléctricas o de hidrógeno con condiciones similares en los países europeos. “No tiene sentido pensar en cambiar de coche cada vez que cruzas la frontera”, aseguró.

Toyota presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra un nuevo prototipo de vehículo alimentado por pila de hidrógeno, que se lanzará al mismo tiempo en EEUU, Europa y Japón en “un año y medio aproximadamente”, afirmó. “No confiamos toda nuestra estrategia a una sola tecnología”, explicó Leroy. “Los retos de la movilidad del futuro son muchos y variados y cada sistema tendrá su aplicación”, dijo.

En este sentido, la compañía ha incrementado sus ventas de vehículos híbridos electricidad-gasolina un 43% durante el año pasado y estima que el año que viene, “la mitad de los Auris y Yaris que vendamos serán híbridos”, detalló Leroy. De esta manera, el directivo quiso resaltar que “al sistema híbrido le queda mucho potencial de crecimiento”.

El directivo estimó que las ventas en Europa de la empresa en 2014 crecerán hasta las 865.000 unidades, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior “si el mercado se alinea con las previsiones, que apuntan a que llegue a los 18 millones de vehículos en 2014”. “Vemos una ligera recuperación pero no queremos ser demasiado optimistas, preferimos ser prudentes”, destacó.

El directivo reconoció que “han tomado decisiones duras en varios países” del entorno europeo, como el despido del 20% de la plantilla en España. “No creemos que se vayan a repetir otra vez. Queremos dejar este periodo atrás, ganar rentabilidad para nuestras redes y generar un crecimiento sostenible a futuro”, dijo.

Un objetivo del 1,5% de rentabilidad

El presidente de Toyota en España, Jacques Pieraerts, afirmó, en declaraciones a EP en el Salón Internacional de Ginebra, que en 2013 los puntos de venta de la marca en España lograron un beneficio sobre facturación del 0,8%. Supone igualar las cifras contabilizadas en 2007, antes de la crisis del mercado automovilístico. Para el directivo, sin embargo, no es una cifra satisfactoria. En esta línea, aseguró que un dato aceptable de rentabilidad se podría situar en el 1,5%. Pieraerts afirmó que desde la compañía han hecho grandes esfuerzos para asegurar la viabilidad en el futuro de la red de comercial, que es uno de los actores más afectados por la caída de las matriculaciones.