Está dispuesta a ofrecer 7.000 millones por el grupo español

Vodafone acelera para pactar con los accionistas de Ono su compra

Habría alcanzado un acuerdo preliminar con alguno de los principales accionistas de Ono

La empresa española mantiene su plan de salir a Bolsa

Logotipo de Ono en su sede de Pozuelo.
Logotipo de Ono en su sede de Pozuelo. Reuters

Vodafone vuelve sobre Ono. La operadora británica ha acelerado los contactos en los últimos días con los grupos de capital riesgo presentes en Ono para alcanzar un acuerdo de compra de la operadora española, según explicaron a CincoDías fuentes conocedoras del proceso.

En este sentido, Reuters señaló este viernes que el grupo británico ha alcanzado un acuerdo preliminar para la compra de Ono, con algunos de los principales accionistas de la cablera. Estos mantuvieron el jueves una reunión con el propio consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao. Providence Equity Partners, CCMP Capital, Thomas H. Lee Partners y Quadrangle Capital poseen más del 54% del capital de Ono.

Otras fuentes del sector confirman las negociaciones así como el acuerdo preliminar con alguno de estos accionistas. En este sentido, señalan que estos inversores, que en el proceso han estado encabezados por John Hahn, responsable de Providence en Europa y consejero de Ono, reclamaron a Vodafone que presentase una oferta antes de que se iniciase el proceso de salida a Bolsa y el roadshow por Europa y EE UU para presentar la operación.

Bajo el calendario actual, la junta de accionistas de Ono va a reunirse el próximo jueves 13 de marzo para aprobar la oferta pública de suscripción (OPS), que se realizaría en la Bolsa de Madrid.

Estas fuentes explicaron que Vodafone ha realizado ya parte de la revisión técnica de las infraestructuras de Ono y que una vez que se establezca el acuerdo, realizará la due diligence sobre los libros y los estados financieros de la compañía española. En principio, indicaron, Vodafone presentará su oferta antes de la junta de accionistas.

El grupo británico ha elevado la oferta comunicada con anterioridad a algunos de los principales accionistas de Ono, pero que finalmente no se debatió en el consejo de la empresa. Según Bloomberg, Vodafone ha presentado una oferta en la que Ono se valora en 7.000 millones de euros (Ono tiene una deuda neta en la actualidad cercana a 3.300 millones).

Una segunda fuente explicó que algunos de los accionistas de Ono reclamaron a Vodafone que el aumento de la oferta debía de ser sustancial y llegar antes del 13 de marzo.

Tanto desde Ono como desde Vodafone no se quisieron hacer comentarios sobre estos movimientos.

Otras fuentes conocedoras de la situación dijeron que Ono sigue trabajando con el objetivo de salir a Bolsa. No obstante, comentaron que si Vodafone presenta una oferta real y vinculante, esta debería de llegar en un plazo de tiempo suficiente como para que pudiera ser considerada por todos los accionistas. “Debería de llegar antes del miércoles”, afirman estas fuentes, que insisten en que el precio debería de ser adecuado.

Estas fuentes indicaron que los grupos estadounidenses no tendrían todavía la mayoría del capital para cerrar un acuerdo. Además, afirman que si la oferta no se materializa o finalmente no se acepta, Ono seguiría adelante con la OPS.

Cae la acción de Vodafone y suben los bonos de Ono

Los mercados financieros ya parecen trabajar en la dirección de una oferta definitiva de Vodafone por Ono. El grupo británico, que al cierre de esta edición no había presentado ningún hecho relevante ante la autoridad bursátil de Reino Unido, vio como sus acciones caían más de un 3,5% en la sesión del viernes.

A su vez, los bonos de Ono mantuvieron su racha alcista. Y es que la deuda viva de Ono lleva cotizando por encima de su valor nominal en los mercados secundarios durante las últimas semanas. Ayer, los bonos de la emisión de 260 millones de euros que vencen en marzo de 2020 cotizaban de nuevo en 120,17 puntos básicos. Al mismo tiempo, las obligaciones de la emisión de 1.000 millones de euros que vencen en diciembre de 2018 se cruzaban por encima de los 109 puntos.

A su vez, los seguros de impago (credit default swap o CDS) sobre la deuda de Ono mantenían un precio este viernes de 115,49 puntos (a mediados de febrero llegaron a estar en 84 puntos). A principios de 2014 estaba en el entorno de los 200 puntos y en agosto pasado estaba en 582 puntos (en 2011 llegó a alcanzar los 1.965 puntos).

Lo cierto es que en el mercado se sigue descontando el interés de Vodafone por Ono, dada la relevancia industrial que tendría para el grupo británico. La operadora, que en 2013 compró la operadora de cable alemana Kabel Deutschland, se haría con el control de Ono para fortalecer su posición en las ofertas convergentes frente a Telefónica y Orange. Vodafone, que tiene amplios recursos financieros tras la venta de Verizon Wireless, accedería a una red de banda ancha que cubre más de siete millones de hogares en España.

Salida a Bolsa de la empresa española

Ono prevé de realizar una OPS por un nominal máximo de 1.000 millones de euros, con la emisión de hasta 120,48 millones de acciones, de 8,3 euros de nominal, con una prima de emisión aún no especificada. Su capital es de 1.800 millones acciones, con lo que, unido al contrasplit de diez títulos a uno también previsto, la ampliación de capital podría ser del 40% del total. Además, Ono contempla una OPV simultánea para que los accionistas vendan parte de sus títulos.