Asentia tenía una deuda de 1.428 millones

José Luis Contreras, exAltamira, lidera la toma de la filial de suelo de Colonial

El presidente de Colonial, José Bruguera.
El presidente de Colonial, José Bruguera.

Colonial ha traspasado su filial de suelo Asentia a la consultora Eneas, liderada por José Luis Contreras, que fue ejecutivo de Altamira (plataforma inmobiliaria de Santander vendida al fondo Apollo el pasado año), para reestructurar su capital y mantener la viabilidad de la inmobiliaria.

En la operación también ha participado la firma MainSpring, representadapor César Goyache, que fue ex directivo de la consultura Alvarez & Marsal y que ha adquirido el 20% del capital de Asentia. De acuerdo a datos del Registro Mercantil, Mainspring se creó el pasado mes de noviembre en Madrid y tiene como administrador único a Alberto Mallo Marinelli.

De acuerdo a fuentes conocedoras de la operación, Crédit Agricole y Colonial se mantienen en el capital de la división de suelo de la inmobiliaria española con menos de un 20% cada uno.

Colonial informó el viernes que Asentia había dejado de pertenecer al perímetro de consolidación del grupo diluyendo su participación en la filial del 100% al 18,9%. La inmobiliaria no identificó en su comunicado al regulador las sociedades que se hacían con el control de Asentia.

En la presentación de sus resultados del ejercicio 2013 Colonial explicó, sobre la desvinculación de Asentia, que, en una operación acordada el 25 de febrero, había procedido a ampliar el capital social de su filial de suelo en la cifra de 13.000 euros mediante la puesta en circulación de 12.800 participaciones sociales de un euro de valor nominal cada una de ellas. El grupo añadió que dicha ampliación fue íntegramente asumida “mediante la compensación de créditos por parte de tres entidades acreedoras del préstamo sindicado de Asentia Project”. Además señaló que había sido nombrado un nuevo consejo de administración de Asentia de los cuales uno representa a Colonial.

La desvinculación de la filial de suelo de Colonial es una de las condiciones contempladas por el grupo para llevar a cabo la ampliación de capital de 1.000 millones de euros, propuesta y aprobada por la junta extraordinaria de Colonial celebrada en Barcelona el pasado mes.

Asentia figuraba en la contabilidad de Colonial como activo mantenido para la venta, con una deuda de 1.428 millones. Según detalla Colonial en sus últimas cuentas, del ejercicio 2013, Asentia enajenó el pasado año 59 pisos y 25 locales; 119 plazas de aparcamiento y 18 trasteros, por valor de 19,3 millones de euros.

La inmobiliaria estudia mantener SFL

Colonial prosigue su andadura para lograr ampliar capital en 1.000 millones de euros y mantener la actividad. La desvinculación de Asentia era una de las condiciones contempladas para que inversores inyecten capital y la ampliación culmine con éxito. Grupo Villar Mir se ha comprometido a invertir 300 millones de euros, lo que supondría que se convertiría en el primer accionista de Colonial con cerca del 30% del capital. La fecha límite para que la compañía señale la fecha de ejecución de la ampliación finaliza el próximo 21 de mayo.

En este contexto, Colonial contempla la venta de parte de su capital en SFL, la inmobiliaria francesa en la que la española controla el 53,1%. De acuerdo a fuentes cercanas al grupo presidido por Juan José Brugera, la venta prevista de hasta el 20% del capital de SFL podría detenerse en virtud al potencial interés mostrado por inversores en participar en la ampliación de capital de 1.000 millones.