Jan Koum, fundador de Whatsapp en 4YFN

“No quería tener un empleo e hice todo lo que pude para evitarlo”

MWC 2014: Martín Varsavsky y Jan Koum
Martín Varsavsky entrevista a Jan Koum en 4YFN

El responsable de Whatsapp compareció a su intervención pública en 4YFN, el evento para emprendedores de Mobile World Capital Barcelona, con un considerable retraso tras haber pasado la noche festejando su aniversario con Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook.

Martín Varsavsky, CEO de Fon, fue el encargado de hacer una entrevista en el más puro estilo Punset a Jan Koum. Jan, que mostraba visibles secuelas de una noche intensamente festiva, arrancó respondiendo con dificultades a su interlocutor. Sin embargo, hacia la mitad de su particular charla con Martín, recuperó presencia y en la última parte de su intervención consiguió que el público se implicase y participase. El formato del final de su intervención, preguntas abiertas de cualquiera presente en el Audi Stage, fue un riesgo valiente al que pocos ponentes se prestan.

A la pregunta de la razón para crear Whatsapp Jan Koum respondió que el no quería tener un empleo así qué buscó odas las excusas posibles para no evitarlo. "Empezamos con la idea de integrar la agenda de contactos con el teléfono y aprovechar eso con los amigos. Queríamos hacer algo que la gente quisiera usar, y eso es muy excitante".

Martín Varsavsky indicó que la popularidad de Whatsapp en España se debe en muchos casos a que ofrece confirmación de que el mensaje se ha leído. Sobre la cuestión de si la aplicación va a estar disponible en otras plataformas, Jan Koum dijo: "La respuesta es simple. Mira mi mesa. ¿Dónde esta mi tablet? Nosotros creemos que la plataforma es el móvil. El móvil esta siempre contigo. Sabemos que hay una cierta demanda para llevar la aplicación a otros formatos, pero tenemos un producto que se caracteriza por ser simple. Se trata de poder enviar un mensaje a una persona y la forma más inmediata es mandarla al móvil que seguramente estará en sus manos o muy cerca".

"Cuando empezamos a experimentar con mensajes tuvimos en cuenta las limitaciones que tenían los SMS. Limitaciones como el no saber si se había leído o si en el otro lado estaban respondiendo. Vimos las opciones para mejorar la experiencia y lo hicimos. Para nosotros hacer mejores SMS fue fácil", explicó Jan Koum. "Ya tenemos mensajes de voz en nuestra app, grabas un mensaje y lo envías a otra persona. En el caso de la voz no hay mucho que podamos hacer. Pero cuando hacemos algo siempre buscamos mejorar lo que ya exista. No hay mucho que podamos hacer en cuanto a voz en si misma, pero si podemos mejorar mucho en cuanto a la experiencia de usuario y en la parte tecnológica de la comunicación".

Aplicación minimalista

Martín preguntó a Jan sobre la vinculación de la identidad de usuario en Whatsapp con el número de teléfono asegurando que en el futuro no se estará unido a un número de teléfono ya que cada vez hay mas dispositivos con wifi. Jan respondió que no creía que los números de teléfono vayan a desaparecer pronto. "El número de teléfono es un elemento común de identificación en todo el mundo. En algún momento esto cambiara pero llevara mucho tiempo, más de diez años".

Whatsapp seguirá siendo independiente tras la compra por parte de Facebook de la misma forma que ha sucedido con Instagram. En cuanto a la cuestión de la seguridad de los datos tras la adquisición, Jan Koum dijo que son muy minimalistas en cuanto a los datos que guardan de sus usuarios: “Sólo guardamos mensajes para enviarlos, no tenemos datos personales, de hecho ni siquiera su nombre real. Nuestra idea de producto es minimalista tanto en aplicación, como en datos o en la cantidad de información que se transmite y no vamos a cambiar esto. Porque cuando tienes algo que funciona y tiene éxito no haces esas cosas”.

Paranoia antispam

Jan se mostró casi alérgico a cualquier cambio u opción que permitiese la proliferación de spam dentro de Whatsapp: “Nuestro modelo de negocio no va a cambiar. Seguiremos con la misma política de cobro por uso que nos permite no tener publicidad. La publicidad en un servicio de mensajería no funciona, punto”.

La misma razón, evitar el spam, fue el argumento que usó Jan Koum para justificar que Whatsapp es y seguirá siendo software propietario. “Open source implica redes abiertas y eso hace imposible evitar los spammers. Tenemos mucho cuidado para que con Whatsapp no se repita lo que pasa con el email”.

“Sabemos que hay empresas que usan Whatsapp para hacer pedidos, por ejemplo en India. Pero nosotros seguimos centrados en el sector de consumidores”, dijo Jan Koum al ser interpelado acerca de la posibilidad de llevar la plataforma hacia una versión para empresas. “El spam entre los usuarios empresariales es uno de los problemas que tienen las aplicaciones para negocios”.