BlackRock y Vanguard elevan su exposición a más de 6.100 millones

Las gestoras estadounidenses aceleran las compras en la banca española

Sede de BlackRock en Nueva York
Sede de BlackRock en Nueva York

La escalada en Bolsa de los bancos no deja lugar a duda. Los grandes inversores, especialmente los extranjeros, vuelven al sector financiero. Y lo hacen con fuerza, una vez que el camino para la recuperación parece que ha sido allanado de una vez y para siempre.

Santander avanza en lo que va de año un 3,6%, BBVA un 1,6%, CaixaBank, un 22,3%, Popular un 19,1%, Sabadell un 26,6%, Bankia un 29,1%, Bankinter un 18,9% y Liberbank un 15,8%.

La visión de las grandes gestoras de fondos de inversión sobre España ha cambiado radicalmente en unos meses. Tanto que han pasado de una visión casi apocalíptica a apostar con fuerza por ella, en el convencimiento de que es una oportunidad para confiar en el país.

“Lo cierto es que España, y su Bolsa, vuelven a estar en el radar de las grandes gestoras. La entrada de dinero es más importante, además, porque tenían el peso en mínimos históricos”, señala Nuria Álvarez, de Renta 4.

En las entidades financieras que cotizan en el Ibex, solo las estadounidenses BlackRock y Vanguard tienen en términos agregados más de 6.100 millones de euros, según Bloomberg. La primera tienen ahora unos 3.500 millones, cuando en septiembre del año pasado su posición era de unos 2.300 millones.

Bankia es uno de los mejores ejemplos. Tras la inyección por el Estado de más de 10.600 millones en mayo de 2013, el peso de los inversores institucionales en su capital ha pasado del 4,4% al 10,4%. La mayor gestora del mundo, BlackRock, ha efectuado importantes adquisiciones en los últimos meses y ya cuenta con alrededor del 0,6% de su capital.

En Santander, BlackRock (que controla el 2,2% del capital) y Vanguard (1,6%) se han reforzado con más de 7,6 millones de títulos en lo que va de año. Pero también han comprado en los últimos meses la estadounidense Harbor (que tiene acciones valoradas en más de 500 millones de euros) y los fondos gestionados por UBS, con una participación de más de 300 millones de euros. Respecto a los máximos históricos de 8,26 euros por acción, según los datos ajustados de Bloomberg, el banco que preside Emilio Botín se sitúa relativamente lejos, pues ayer cerró a 6,52 euros. “Pero su capitalización (76.130 millones a cierre de ayer) no está tan distante del máximo de algo de más de 90.000 millones de finales de 2009”, señala Luis Benguerel, de Interbrokers.

BBVA, el banco más recomendado por los analistas con un 43% de consejos de compra, también tiene como accionista privilegiado a Harbor, con compras de 2,2 millones de acciones, de forma que su posición supera los 1.000 millones de euros.

Popular ha sido una de las entidades más beneficiadas por la entrada de grandes accionistas internacionales. Antes de la macroampliación de 2.500 millones que ejecutó en noviembre de 2012, el peso de los institucionales extranjeros que no están presentes en el consejo de administración era del 15,6%, y actualmente supera el 45%. Vanguard ha comprado 10,8 millones de títulos en el arranque del ejercicio y ya tiene acciones valoradas en más de 360 millones de euros, según los datos recopilados por Bloomberg.

CaixaBank, otro de los grandes preferidos por los analistas con el 32% de sus recomendaciones en compra, tiene como escuderos a Fidelity, que ha elevado recientemente su presencia en el accionariado del banco de La Caixa hasta el 0,58%, y a Vanguard (0,45%).

Sabadell también está respaldado por Vanguard (1,1%), cuya última compra fue comunicada a finales de enero. Una gestora con sede en Boston, Winthrop, controla el 4,9%, mientras que BlackRock tiene el 3%. HSBC le ha asignado un precio objetivo en tres euros por acción, tras la presentación del nuevo plan estratégico, con el que la entidad que preside José Oliu prevé ganar 1.000 millones de euros en 2016. Entre los propietarios de Bankinter aparece BlackRock, que cuenta con más de un 1,2% de capital, según Bloomberg. También aparecen Vanguard, con una cartera valorada en más de 48 millones de euros, y Deutsche Bank, que adquirió cerca de 600.000 acciones a finales del año pasado.

Los fondos de inversión de UBS, por su parte, son los que más peso tienen en Liberbank, con cerca de un 3% del capital. La gestora de Banca Privada de Andorra (BPA) cuenta con más del 2%. La entidad financiera cotiza con una rebaja del 16% frente a su valor en libros. De hecho, el banco presidido por Manuel Menéndez es el único de la Bolsa española que todavía cotiza por debajo de su valor contable.

Normas