La empresa no consigue refinanciar deuda

Pocoyó pide concurso de acreedores

Pocoyó, Elly y Pato, protagonistas de la serie.
Pocoyó, Elly y Pato, protagonistas de la serie.

Según el hecho relevante publicado en la CNMV; Zinkia había llegado a un acuerdo de refinanciación con los principales acreedores, al que no se ha sumado una "entidad privada" con una deuda de 2,5 millones de euros. Ante esa situación, y a punto de expirar el plazo legal de preconcurso, la empresa ha decidido solicitar el concurso voluntario de acreedores con el objetivo de "preservar el patrimonio de la sociedad".

El concurso es la última etapa de una crisis que empezó en octubre, cuando Zinkia, acuciada por severos problemas de tesorería, fracasó en la colocación de una emisión de deuda, en la que obligada por la CNMV tuvo que advertir de si delicada situación financiera. Después llegó la petición de preconcurso, el impago de los intereses de los bonos y una prórroga en el vencimiento de esta deuda, aprobada por los bonistas de la empresa.

Sin embargo, la empresa no ha conseguido la financiación que necesita para seguir operando. Además, el presidente del consejo de administración y primer accionista de Pocoyo, José María Castillejo, está abiertamente enfrentado al empresario mexicano Miguel Valladares, que compró a Bankia un crédito impagado de Zinkia garantizado por acciones de Castillejo. Si ejecutase esta garantía, pasaría a controlar la empresa.

La CNMV y BME han acordado la suspensión de la negociación de las acciones de Zinkia en el MAB por "concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones" sobre sus títulos. En el momento de la suspensión, las acciones de Pocoyó subían un 4,35%, hasta los 0,48 euros.

Normas