Los ingresos cayeron el 6,3%

Realia redujo su pérdida un 84 % en 2013 por la liquidación de una filial

Realia, inmobiliaria participada por FCC (36,85 %) y Bankia (24,95 %), registró una pérdida el año pasado de 51 millones de euros, un 84 % menos que los 319 millones negativos de 2012, mejora que logró gracias a una quita de deuda y a los fondos que obtuvo con la liquidación de una de sus filiales.

Según explica la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los resultados reflejan una quita de 17 millones acordada en el proceso de reestructuración de deuda que concluyó a finales de septiembre y el impacto de 40,6 millones que obtuvo con la liquidación de una sociedad filial, que no especifica.

En sentido opuesto, las cuentas de la inmobiliaria también se vieron afectadas por los saneamientos hechos durante 2013, en particular las provisiones de 64 millones de euros y la decisión de no activar unos créditos fiscales por valor de 18 millones.

Los ingresos de Realia cayeron el 6,3 %, hasta 203 millones de euros, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 103 millones, un 16,8 % inferior al de 2012, debido a la caída de márgenes en los negocios residencial y de alquiler.

Al cierre de 2013 la cartera de activos inmobiliarios tenía un valor de 3.384 millones, el 4,3 % menos que un año antes, de los que el 85 % correspondió a actividad de patrimonio y el 15 % restante a residencial.

La deuda financiera neta a 31 de diciembre pasado era de 2.102 millones, 66 millones menos que un año antes, mientras que la deuda bruta se elevaba a 2.226 millones.

Por negocios, los ingresos por alquileres (negocio patrimonial) descendieron el 3,7 %, hasta 166,6 millones, por el descenso de la ocupación y la renegociación a la baja de contratos.

La ocupación en España sigue por encima del 89 %, aunque a nivel global desciende por el vencimiento de un edificio alquilado a Coface en París.

En cuanto al área residencial, en 2013 Realia entregó 131 viviendas por importe de 24,3 millones de euros y vendió suelo por 3,4 millones.

El año pasado la inmobiliaria culminó un ERE que afectó a 25 empleados.

Normas