Subirá los mínimos personales

Rajoy anuncia una rebaja del IRPF para 12 millones de contribuyentes

El Ejecutivo asegura que los asalariados que ganen menos de 12.000 euros no pagarán el IRPF

La medida puede suponer un ahorro de hasta 261 euros anuales y beneficiará a 1,5 millones de contribuyentes

"Los trabajadores que ganan menos de 12.000 euros al año no pagarán el impuesto sobre la renta de las personas físicas”, ha clamado Mariano Rajoy desde la tribuna del Congreso de los Diputados y ante los aplausos de la bancada popular. Ha sido el único avance detallado sobre la reforma fiscal que el Gobierno aprobará en primavera. Fuentes de Hacienda aseguran que esta medida beneficiará a 1,5 millones de contribuyentes. Actualmente, los contribuyentes que ganan menos de 11.000 euros tampoco pagan el IRPF. Un contribuyente sin hijos con un sueldo de 12.000 euros, abona por IRPF unos 261 euros anuales. Esa será la cifra máxima de ahorro por la medida anuncia por Rajoy. 

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la reforma fiscal modificará totalmente el IRPF, lo que dificulta las comparaciones. El presidente del Gobierno aseguró que la reforma fiscal en su conjunto supondrá una rebaja para doce millones de contribuyentes, aunque no concretó más medidas. Se limitó a indicar que Hacienda, como ya avanzó CincoDías en noviembre del año pasado, elevará los mínimos personales y exentos, es decir, la parte de renta que está libre de tributación por destinarse a cubrir las necesidades básicas de los contribuyentes.

Rajoy señaló que los incrementos de los mínimos vitales beneficiarán especialmente a las familias con hijos, a los contribuyentes con ascendientes a cargo o que se ocupan de personas con algunas minusvalía. Actualmente, todos los declarantes gozan de un mínimo de 5.151 euros que, aplicado a la tarifa del impuesto (24,75%), permite recortar la cuota a pagar en 1.274,8 euros. Al tener un hijo, el mínimo sube en 1.836 euros hasta los 6.987 euros. A mayor número de hijos, mayor es la renta exenta.

En los próximos días, la comisión de expertos para la reforma fiscal elegida por Hacienda presentará su propuesta. En cualquier caso, el departamento de Cristóbal Montoro ya tiene trazadas las grandes líneas de su reforma tributaria. Además de la rebaja en el IRPF, Hacienda planea eliminar beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades, una medida que podría acompañarse de una reducción del tipo nominal. La reducción de la fiscalidad directa será, previsiblemente, compensada por incrementos de los impuestos que gravan el consumo y el patrimonio.

¿Quién soporta la recaudación en el IRPF?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó señalar el impacto económico de librar de tributación a los contribuyentes que ganan menos de 12.000 euros al año. Sin embargo, la cuantía no puede ser excesiva si se tiene en cuenta que actualmente no tributan tampoco los declarantes con rentas salariales inferiores a 11.000 euros.

Los últimos datos de Hacienda indican que unos 7,6 millones de contribuyentes declaran menos 12.000 euros en el impuesto sobre la renta y aportan menos 1.000 millones de euros. Es decir, representan el 40% del total de contribuyentes y aportan solo el 1,5% de la recaudación agregada del IRPF que se mueve en torno a los 70.000 millones de euros. El grueso del impuesto recae sobre clases medias y medias altas. Así, los contribuyentes que ganan entre 21.000 y 60.000 euros representan el 30% de los contribuyentes y aportan el 52% de los ingresos. Son estos tramos los que aguantan la recaudación del impuesto sobre la renta.

Es cierto que el modelo fiscal en España es muy progresivo y los tipos máximos alcanzan el 52% y, en algunas comunidades, el 56%. Sin embargo, subir los impuestos a los tramos más altos afecta a pocos contribuyentes. Por encima de 150.000 euros, solo hay el 0,38% de declarantes y aportan el 12,6% de ingresos.

Normas