Segunda generación de Yota Devices con 50 horas de autonomía

El móvil ruso de doble pantalla busca usuarios en Europa

La compañía rusa Yota, que a finales de 2013 empezó a comercializar el primer móvil del mundo con doble pantalla, una de LCD y otra de tinta electrónica (como los ebooks), ha anunciado en el Mobile Word Congress la siguiente generación de su innovador smartphone.

Entre las mejoras que incluye el nuevo terminal, que está basado en el Android Kit Kat, está una pantalla totalmente táctil de 5 pulgadas con resolución de 1080p. La segunda pantalla, de tinta electrónica, es de 4,7 pulgadas. El nuevo equipo saldrá a la venta en el cuarto trimestre de este año y su precio será similar al del primer YotaPhone, unos 500 euros.

Según explicó el consejero delegado de la compañía, Vlad Martynov, la primera generación del móvil se vende actualmente en Rusia y en otros cuatro países europeos, y llegará a 20 mercados en los próximos dos meses. La compañía logró vender en el primer mes unas 12.000 unidades, lo cual superó “nuestras expectativas”, añadió el directivo. “Esto demuestra que hay demanda para este tipo de dispositivos”, insistió.

Las ventajas de un móvil con doble pantalla, según Yota, es que la segunda pantalla siempre está conectada y mostrando notificaciones, sin agotar la batería del terminal. Según la firma, la autonomía del nuevo terminal se eleva hasta las 50 horas teóricas.

La compañía ofrece el SDK en abierto para que los desarrolladores creen aplicaciones que exploten las ventajas de esta segunda pantalla, y según la firma rusa, están en conversaciones con Amazon, Google y Barnes & Noble para darle más impulso a las posibilidades de esta pantalla auxiliar, informó Gizmodo.

Hasta la fecha, el 80% de los YotaPhone se han vendido en Rusia, pero la compañía confía en impulsar su oferta en otros países.