Desembolsa 66,4 millones

La familia Riu alcanza el 8% de TUI y se convierte en su segundo accionista

La familia Riu ha reforzado su presencia en el grupo turístico TUI al elevar su participación del 6% al 8%. Una operación que se encuadra dentro de los cambios producidos en el accionariado de la compañía alemana tras la venta de un 15,7% del capital que estaba en manos del inversor noruego John Fredriksen, hasta ahora segundo accionista de referencia.

La familia propietaria de Riu Hoteles ha asegurado que la operación se encuadra dentro de la “relación estratégica con nuestro partner Tui desde hace más de 50 años”. En total, los Riu han adquirido 5,05 millones de títulos, un paquete por el que han desembolsado 66,4 millones de euros.

El multimillonario inversor John Fredriksen, que entró en el accionariado de TUI en 2007 a través de la sociedad Monteray Enterprises, se desprendió ayer de un total de 39,7 millones de acciones de TUI, correspondientes a un 15,7% del capital, y que reducen su participación hasta el 4,4%. Una venta que realizó a 13,13 euros por acción y que ascendió a 521,3 millones de euros. El resto de las acciones han pasado a incrementar el free float de la compañía, que pasa del 48% al 66%, mientras que su primer accionista de referencia, el magnate ruso Alexey Mordashov, mantiene su participación del 25%.

La desinversión de Fredriksen en TUI sigue los pasos dados en noviembre en TUI Travel, cuando se desprendió de toda su participación para centrarse en sus negocios navieros.

El operador turístico alemán fue castigado en Bolsa tras conocerse la operación y al cierre sus acciones se anotaron una caída del 5,38%, hasta los 13,01 euros, pese a acumular una revalorización del 59% en los últimos doce meses.

TUI ganó 4,3 millones de euros en 2013, frente a las pérdidas de 15,1 millones de euros registradas un año antes. Unos beneficios que favorecieron que la empresa volviera a dar un dividendo de 0,15 euros por acción después de cinco años de ausencia.

Normas
Entra en El País para participar