Califica de “demasiado alto” el coste del crédito para la política monetaria del BCE

Linde defiende que la reforma fiscal debe incentivar el ahorro

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFEArchivo
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE/Archivo EFE

Ahorrar es caro y acceder a crédito también. El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, que ha participado esta mañana una conferencia magistral en las jornadas “Caminos, por la salida de la crisis”, organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales Puertos, ha cargado contra las dos patas principales de la actividad financiera.

“El coste que todavía tienen que pagar nuestras empresas y familias por sus crédito continúa siendo demasiado alto para el tono acomodaticio y la política monetaria lo que revela que no cabe aún hablar de una completa normalización del proceso de transmisión de la unión monetaria a la zona euro”, ha señalado Linde.

En su opinión, sin embargo, habrá que esperar a la recuperación para que vuelva a fluir el crédito, puesto que el sistema sigue inmerso en un proceso de desapalancamiento en el que instó a imponer un reequilibrio de los sectores a financiar.

Del otro lado, el gobernador del Banco de España ha manifestado su convicción de que hay trabas administrativas que deberían ser eliminadas par permitir “incentivar el ahorro”, reflexión que hizo tras advertir la “excesiva dependencia” que tradicionalmente ha tenido la economía española del crédito.

En este sentido, Linde ha considerado que la inminente reforma fiscal que ultima el Gobierno debería actuar en este sentido para fomentar el ahorro, aunque a preguntas de la prensa declaró no ser “experto” en temas fiscales como para sugerir qué cambios concretos deben hacerse.

Recuperación, empleo y mora

Durante su discurso, Linde ha manifestado que el desempleo es el mayor indicativo de la profundidad de la crisis, pero ha matizado que en los últimos meses asistimos a un cambio de tendencia.

En su opinión, la evolución del paro tiende a mejorar y “gracias a la reforma laboral”, la moderación salarial en lugar de los despidos permitirán ganar eficiencia y que se cree empleo con una menor tasa de crecimiento.

En concreto, Linde ha aseverado que frente al tradicional crecimiento del 2% del PIB que necesita España para empezar a ver señales positivas en el número de trabajadores, la economía está preparada para “crear empleo si crece un 1%”, nivel que podría alcanzarse a finales de año.

En cuanto a la morosidad bancaria, que alcanzaba hoy la cifra récord del 13,6%, Linde se ha mostrado confiado en que aunque siga subiendo a corto plazo estamos cerca del punto de inflexión

Normas
Entra en El País para participar