Cree que economía se recupera "moderadamente"

El Banco de Japón deja intacta su política monetaria pero extiende las ayudas al crédito

El Banco de Japón (BoJ) ha mantenido estable su política monetaria con tipos de interés prácticamente a cero, así como el importe de sus compras de activos, mientras que ha ampliado el alcance de dos de sus programas para estimular el crédito en apoyo de la recuperación económica, según ha anunciado la institución apenas un día después de conocerse un decepcionante dato de crecimiento en el último trimestre de 2013, cuando el PIB aumentó un 0,3% trimestral, frente a la expectativa del 0,7%.

“El BoJ continuará con la relajación monetaria cuantitativa y cualitativa con el objetivo de lograr una estabilidad del precios del 2% durante el tiempo que sea necesario”, indicó el banco central nipón en un comunicado, donde reiteró su disposición a revisar estas medidas extraordinarias en función de los riesgos al alza o a la baja para la economía.

De este modo, el BoJ ha decidido duplicar el importe del fondo destinado a financiar créditos en apoyo al crecimiento económico, hasta los 7 billones de yenes (49.790 millones de euros) desde los 3,5 billones de yenes anteriores.

Asimismo, la institución ha decidido que cada entidad pueda acceder a un máximo de 1 billón de yenes (7.115 millones de euros), frente al anterior límite de 150.000 millones de yenes (algo más de 1.000 millones de euros).

Por otro lado, el banco central japonés ha anunciado una ampliación de un año en el plazo para solicitar tomar parte en el programa de estímulo al crédito, así como el establecimiento de un interés fijo del 0,1% anual durante un periodo de cuatro años. MODERADA RECUPERACIÓN.

Respecto a la evolución macroeconómica de Japón, el BoJ destacó que la economía nipona continuó su “moderada recuperación”, mientras que la mayoría de las economías desarrolladas comienzan a crecer, aunque a un ritmo aún débil, lo que ha permitido un repunte de las exportaciones.

De este modo, la entidad espera que la economía japonesa mantenga este ritmo de recuperación moderada y que la tasa de inflación se mantenga en torno al 1,25% por algún tiempo.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón experimentó en el último trimestre de 2013 un crecimiento del 0,3% respecto a los tres meses anteriores, cuando también había registrado una expansión de tres décimas, por debajo de las expectativas de crecimiento del 0,7% manejadas por el consenso del mercado.

Entre los principales componentes del indicador, el consumo privado, que representa alrededor del 60% de la economía japonesa, registró entre octubre y diciembre un crecimiento del 0,5% respecto al tercer trimestre, cuando creció un 0,2%.

Por su parte, el gasto público experimentó un aumento trimestral del 0,5%, frente al crecimiento de dos décimas de los tres meses anteriores, mientras que la inversión pública creció un 2,3%, frente al 7,2% del tercer trimestre.

Por otro lado, la demanda externa restó medio punto porcentual al crecimiento de Japón, tras haber aportado una décima a la expansión de la economía japonesa entre julio y septiembre.

Normas
Entra en El País para participar