La empresa estudia abrir "tiendas" urbanas

¿Un Ikea en el centro de Madrid? Sí, pero solo para mirar

Establecimiento de Ikea en Madrid.
Establecimiento de Ikea en Madrid.

Ikea, especializada en menaje, decoración y muebles, estudia abrir tiendas en el centro de Madrid capital que sirvan de “escaparate” de sus productos para que los consumidores puedan probarlos antes de acercarse a uno de sus grandes almacenes para comprarlos.

 El objetivo de esta iniciativa, pionera a nivel mundial dentro del grupo, sería el de generar tráfico hacia sus establecimientos ubicados a las afueras de Madrid, explicó hoy a Efe el director de Comunicación y Sostenibilidad de Ikea España, Arturo García, que insistió en que esto no conllevaría un cambio en el modelo de negocio.

En el actual contexto, marcado por la crisis y la caída del consumo, se ha pedido a las tiendas que propongan iniciativas para animar las ventas.

Entre esas ideas destaca la de acercar a las zonas más transitadas y comerciales de la ciudad los productos de Ikea “de forma temporal, según campañas y como herramienta de márketing, nunca con la idea de venderlos allí directamente”, explicó García.

“Se trataría de dejar al consumidor tocar el producto para que luego se acerque a su tienda de referencia a finalizar la compra”, añadió García, que insistió en que no sopesan abrir establecimientos en el centro de las ciudades y que el objetivo es seguir abriendo en España grandes superficies comerciales (unos 30.000 metros cuadrados).

En las tiendas, Ikea, además de productos vende ideas de decoración, inspiración, y eso no tiene cabida en un establecimiento “urbano” de pequeñas dimensiones, apuntó el directivo.

Respecto a la venta a través de internet, aseguró que Ikea tiene intención de vender “on line” en 2 ó 3 años y achacó el retraso de la compañía en sumarse al comercio electrónico a las complicaciones que conlleva adaptar al mercado virtual la maquinaria logística de una empresa basada en precios bajos porque el usuario “se lo lleva y lo monta”.

Normas