El juego por internet ampliará su oferta
Luz verde de Hacienda a las tragaperras online y a las apuestas cruzadas

Luz verde de Hacienda a las tragaperras online y a las apuestas cruzadas

El Ejecutivo pretende abrir un proceso de solicitud de licencias cuanto antes

El Consejo de Políticas del Juego debatirá hoy la regularización de los nuevos juegos de azar

Las tragaperras, esas máquinas que escupen música, luces y ocasionalmente monedas, forman parte del paisaje de muchos bares y, dentro de poco, tendrán su equivalente en internet. Hacienda ya ha ultimado un borrador de orden ministerial que hoy discutirá con las comunidades autónomas para regularizar las tragaperras en internet. Es decir, que las empresas podrán ofrecer este juego de forma legal en España. Hasta ahora, este servicio se encontraba en un limbo legal.

El juego online es competencia de la Administración central y la legislación corresponde al Gobierno, aunque llevará el borrador de orden ministerial a la reunión que se celebra hoy del Consejo de Políticas del Juego, un órgano que reúne a representantes del Ejecutivo central y de las comunidades autónomas. Tras escuchar la opinión de las autonomías, el Ejecutivo publicará en información pública la orden ministerial que legaliza las tragaperras online y también las apuestas cruzadas por internet, donde los usuarios apuestan entre ellos. Ambas modalidades de juego quedaron fuera de la regularización anterior, donde se legalizó las actividades por internet del póker, apuestas deportivas, bingos, black jack o la ruleta.

Fuentes de la Administración aseguran que el Gobierno está dispuesto a valorar las opiniones y alegaciones del sector durante el proceso de información pública. En cualquier caso, el Ejecutivo pretende, en el plazo más breve posible, aprobar la nueva legislación y poner en marcha un concurso para que las compañías interesadas soliciten su licencia. Hasta ahora, solo se ha producido un proceso similar y fue en junio de 2012, que supuso legalizar las grandes modalidades del juego online.

Las apuestas deportivas y el póquer son los juegos que atraen a más usuarios y mueven más dinero

Las compañías que ya obtuvieron su permiso para operar en España podrán ampliar su oferta a las tragaperras y a las apuestas cruzadas, siempre y cuando cumplan los requisitos. Y compañías que no obtuvieron la licencia en junio de 2012, tendrán ahora una nueva oportunidad para lograr el visto bueno de la Administración para hacer negocio en España con cualquiera de los juegos de azar online que estén legalizados. Fuentes de Hacienda aseguran que tras regularizar las tragaperras y las apuestas cruzadas, el marco legal ya cubrirá los principales juegos online.

Las empresas que operan en España deben cumplir un listado de requisitos para certificar la seguridad de los jugadores y prevenir el blanqueo de capitales. Fuentes de la Administración sostienen que los usuarios cuentan con todas las garantías al apostar en compañías que han obtenido la licencia de la Administración. En el primer y, hasta la fecha, último proceso de regularización de juegos online se concedieron una cincuentena de licencias en empresas que, por ley, deben utilizar en España el dominio .es.

El juego online es un mercado en auge que durante años vivió al margen de la legislación para desesperación de los operadores tradicionales, que consideraban una competencia desleal a la multitud de páginas web de apuestas que proliferaban en internet. Tras la legalización, la principal queja del sector del juego presencial son los menores impuestos que abonan las empresas que actúan en internet. Tributan a un tipo impositivo que ronda el 25% de los ingresos brutos, la mitad del que soportan negocios tradicionales como los casinos.

La regularización de junio de 2012 provocó un fuerte incremento del juego online, que representa en torno al 10% del conjunto del sector. Los últimos datos oficiales muestran que el promedio mensual de jugadores activos en el tercer trimestre de 2013 ascendía a 254.424 usuarios, un 3,4% más que en el mismo período del año anterior. Las apuestas deportivas de contrapartida –el jugador apuesta contra la empresa a que, por ejemplo, el Real Madrid ganará o perderá un determinado partido– es la modalidad que atrae a más usuarios y también la que mueve más dinero. Le sigue el póker cash y la ruleta. Las apuestas deportivas mutuas –un ejemplo es la tradicional quiniela de fútbol– tienen escaso éxito en internet.

Un marco legal más homogéneo

La reunión de hoy entre representantes de Hacienda y de las comunidades también servirá para iniciar el debate sobre las diferentes regulaciones sobre el juego presencial que existen en las autonomías, que son competentes en esta materia. Las compañías llevan años reclamando que se homogeneice la legislación, que actualmente puede distar mucho de una comunidad a otra. Algunas regiones ofrecen muchas facilidades y otras, por ejemplo, regulan hasta el uniforme que deben llevar los crupieres.

Los operadores señalan que resulta costoso y largo el proceso para homologar un juego nuevo, ya que deben dirigirse a todas y cada una de las comunidades autónomas. En virtud de la Ley de Unidad de Mercado, las comunidades y el Gobierno abordarán medidas para reducir las trabas administrativas y facilitar las economías de escala.

Normas
Entra en EL PAÍS