Por "atentar contra la libertad de prestación de servicios”

Soria anuncia un recurso de inconstitucionalidad contra la ley turística canaria

El presidente del PP de Canarias y ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.
El presidente del PP de Canarias y ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. EFE
Las Palmas de Gran Canaria

El ministro de Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado hoy la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la ley turística canaria de renovación por ser contraria a la normativa europea y española, y “atentar contra la libertad de prestación de servicios”.

Soria ha informado de la presentación de este recurso en una conferencia que ha ofrecido en un encuentro con la Confederación Canaria de Empresarios de Las Palmas, contraria a la ley aprobada por el Gobierno canario por condicionar la construcción de hoteles de cuatro estrellas a la rehabilitación, y limitar así una oferta demandada y necesaria en Gran Canaria.

El ministro ha señalado que el recurso se presenta al no haber sido posible reconducir el aspecto inconstitucional de la ley en el marco de la comisión bilateral Canarias-Estado. La Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias “parece que vulnera claramente uno de los preceptos básicos de actuación en la economía europea, española y canarias”, ha subrayado el ministro.

Así mismo, ha considerado que es “loable” que el Gobierno canario impulse la rehabilitación hotelera, pero “no puede hacerse desde el capricho de ninguna administración pública ni a base de imposiciones y en contra del criterio de los inversores y las empresas, y tampoco desde marcos normativos contrarios a las directivas comunitarias y la Constitución Española”.

La ley, aprobada el pasado mes mayo por el Parlamento canario con los votos en contra del PP, según Soria, crea obstáculos a la libertad de establecimiento por parte de los prestadores de servicios de los estados miembros de la UE, en contra de la circulación de los servicios y de la ley de 2009, que transpone la directiva comunitaria en esta materia.

Soria ha señalado que la libertad de prestación servicios tiene limitaciones que establece la propia ley, pero la norma canaria las “aprovecha para fijar otras que nada tiene que ver con lo que establece esa norma”, porque supone condicionar la autorización previa de los hoteles de cuatro estrellas a “un requisito económico que es contrario a la normativa comunitaria”.

Según Soria, en Canarias hay “ejemplos claros” de rehabilitaciones que han convertido equipamientos de alojamiento de calidad media baja en verdaderos establecimientos de cinco estrellas y de gran lujo, siguiendo criterios de racionalidad, viabilidad económica y de posibilidad financiera.

Además, es “loable” que un Gobierno autonómico impulse la rehabilitación hotelera, porque es bueno y necesario, pero no se puede “imponer a golpe de decreto y, mucho menos, en contra de lo que establece la Constitución y las directivas comunitarias como ocurre con la ley turística canaria, ha insistido Soria.

Nadie niega la competencia de la comunidad canaria para legislar sobre esta materia, pero “ningún gobierno puede legislar contra las directivas europeas y la Constitución, y esta ley es contraria a ambos preceptos”.

Normas
Entra en El País para participar