Sus ratios superan ya todas las exigencias de Basilea III

Kutxabank cierra 2013 con un capital de máxima calidad del 12%

Mario Fernández, presidente de Kutxabank
Mario Fernández, presidente de Kutxabank

Kutxabank incrementó en 2013 en 184 puntos básicos el capital de máxima calidad y cerró el pasado ejercicio con un “Core Tier 1” del 12 % y una solvencia total del 12,4 %, ha explicado la entidad en una nota.

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha expuesto estos datos durante la reunión en Bilbao con el equipo directivo de la entidad, en la que también ha tomado parte el director general corporativo, Ignacio Sánchez Asiaín. Según han transmitido a su equipo, tras dos ejercicios “extremadamente difíciles”, Kutxabank es la única entidad del sistema financiero en la que las cajas de ahorros mantienen el 100 % del capital y que no ha recibido ayudas públicas.

La alta dirección del banco ha afirmado que gracias a los esfuerzos de capitalización que realizaron BBK, Kutxa y Vital antes de la crisis, el grupo vasco mantiene tanto la propiedad de sus accionistas como la capacidad de decisión.

Fernández ha señalado que Kutxabank ha reforzado solvencia en 2013 y ha mejorado en todos los indicadores contemplados en la nueva regulación europea conocida como Basilea III, que exige a las entidades financieras más capital y de mayor calidad. Dicha mejora ha situado al banco “como una de las entidades más solventes del sistema”.

Según los datos aportados, el grupo financiero vasco supera ya, con un 10,8%, las exigencias de capital para finales de 2019 fijadas por Basilea III. Fernández ha señalado que otro indicador que evidencia la creciente solvencia de Kutxabank es su Ratio de Apalancamiento, que mide los fondos propios entre los riesgos totales y que el banco situó en el 7,02 % a finales de 2013, más del doble del mínimo exigible (3 %).

La entidad ha afirmado que este índice, que será “fundamental” en la futura evaluación de los supervisores bancarios europeos, es el más alto de las entidades financieras del Estado y uno de los más elevados de Europa.

Por su parte, el Bail-in, que mide la capacidad de absorción de pérdidas ante eventuales problemas futuros del banco, se sitúa en el 8,4% y coloca al banco “entre las entidades del Estado con un mayor coeficiente”. Para los responsables de la entidad, los datos citados sitúan a Kutxabank “en una posición confortable ante los próximos test de estrés que realizará el Banco Central Europeo en 2014”.

La alta dirección del banco se marca como reto para 2014 crecer y “continuar generando desarrollo económico”, en un contexto en el que la economía real “muestra síntomas de recuperación”. A su juicio, será un año que marcará “un punto de inflexión” tanto para la economía, como para el entorno financiero y el propio grupo bancario.

Sánchez Asiaín ha señalado al equipo directivo del banco que Kutxabank debe aprovechar el contexto favorable para crecer en volumen de negocio.

Por su parte, Mario Fernández ha indicado que pese a los resultados positivos del banco, éste tiene retos “por delante” como nuevas pruebas que superar y la nueva normativa europea citada y ha ha abogado por garantizar el compromiso del banco con la obra social.

Normas