Intentará aprovechar el abandono de este negocio de su rival

Toshiba España quiere llevarse el negocio de portátiles de Sony y crecer un 10% este año

Joao Amaral, director general de Toshiba España y Portugal.
Joao Amaral, director general de Toshiba España y Portugal.

El mercado de los portátiles y las tabletas crecerá un 10% en España en 2014, hasta superar los cinco millones de unidades vendidas, según las previsiones manejadas por el fabricante de ordenadores Toshiba. La compañía precisó que el segmento de portátiles, que en 2013 decreció un 14%, detendrá su caída, mientras las tabletas crecerán en torno a un 20%, frente al 70% del año anterior.

En este contexto, Joao Amaral, director general de Toshiba España y Portugal, se mostró optimista y aseguró que su empresa prevé crecer en ventas este año un 10%, gracias sobre todo a su negocio en el segmento profesional, donde la firma ha renovado sus productos, pasando de una cuota del 13% al 15% en el mercado español.

El directivo añadió igualmente que para captar más volumen de negocio también confían en aprovechar “la oportunidad que supone la salida de jugadores importantes de este mercado”. Sin citarlo, Amaral se refería a Sony, que hace unos días anunció que abandonaba el negocio de los portátiles Vaio.

El directivo destacó el protagonismo que tendrán en los próximos ejercicios las tabletas y los portátiles ultrafinos e híbridos, que en 2015 representarán más del 40% de los portátiles vendidos, frente al 18% de 2013. Amaral señaló que para continuar creciendo el portátil “adoptará características de las tabletas”. Así, indicó que este año el 20% de los portátiles vendidos tendrán pantalla táctil. Una cifra que llegará al 40% el año que viene. Igualmente destacó que en el último trimestre de 2014, los convertibles e híbridos significarán ya el 30% de las ventas en este mercado y más del 40% en 2015.

Respecto a las tabletas, Toshiba apostará especialmente por modelos con Windows 8.1, sobre todo para el sector profesional, ya que, según dijo Amaral, la experiencia de su compañía revela que para una marca como Toshiba el terreno Android no resulta rentable. “Ahí, las marcas blancas acaparan más de un 50% de mercado”. Con todo, el directivo, que apuntó el 4K como otra gran tendencia, aclaró que seguirán trabajando con los dos sistemas operativos.

Amaral explicó igualmente que una de las preocupaciones de Toshiba está en la gestión del negocio. Tras los problemas de inventario que han sufrido los fabricantes de PC en los últimos dos años, que se vieron con productos obsoletos y nuevos a la vez, el directivo señaló que su compañía ha apostado "por tener mejor inventario y un ciclo de vida de los productos bien definido, porque resulta clave para el negocio". "Queremos tener el producto adecuado con el precio justo y tener una buena gestión de nuestros gastos y del ciclo de vida del producto".

Normas