Ampliará las concesiones a 50 años

Puertos del Estado ultima un plan de competitividad para recuperar carga

Cientos de contenedores en el puerto de Barcelona.
Cientos de contenedores en el puerto de Barcelona.

Los resultados económicos de Puertos del Estado han sido crecientes en beneficios en 2013, pero su presidente, José Llorca, está preocupado por el descenso del tráfico (-3,4% medido en toneladas) y especialmente por la caída de la carga en tránsito (la mercancía llega en un barco y parte en otro sin salir de los muelles). El año pasado tocaron puerto 350.000 contenedores en tránsito menos que en 2012, con caídas del 36% en Barcelona, del 24% en Las Palmas o del 5% en Valencia, entre los grandes.

Llorca cree que los puertos españoles deben ganar competitividad y, en este sentido, se plantea desde el aumento del plazo de concesión de las terminales, a cambio de una bajada de tarifas, hasta incidir en la reducción de las tasas portuarias puesta en marcha el pasado 1 de enero. La primera de las medidas pasa por elevar de 35 a 50 años la explotación privada de terminales y está ya en la mesa del Ministerio de Hacienda. “No tenemos problema con las concesiones que se hagan a futuro, la clave está en subir el plazo en las que están operativas”, explicó ayer a varios medios el presidente de la empresa pública.

“España tiene riesgo de perder su posición en el ámbito internacional en tránsito marítimo frente a puertos del entorno como Tánger o Sines”, teme José Llorca. El tráfico en tránsito está altamente bonificado y un descenso no impactaría significativamente en la facturación de Puertos del Estado. Sin embargo, está en riesgo la conectividad de los puertos españoles.

“El tránsito se mueve por cuestiones de coste, eficiencia y productividad. En España se paga una media de 90 euros por contenedor, mientras otros puertos del entorno cobran entre 35 y 50 euros”, lamenta el presidente de Puertos, “hemos de hacer esfuerzos entre todos para reducir los costes”.

Por la parte del Estado se plantea la citada ampliación de las concesiones para lograr un recorte de tasas, al tiempo que se llama a una rebaja de costes en la estiba y entre los servicios técnicos. Son medidas que se sumarían a los recientes incentivos al movimiento de coches de más de 2,5 toneladas, las bonificaciones a la carga ferroportuaria o las subvenciones a la inversión privada.

Las reducciones tarifarias que entraron en vigor en enero tendrán un impacto negativo de 60 millones en los ingresos de 2014, lo que Puertos espera compensar con un crecimiento en tráfico del 3%.

Por el lado de la inversión privada, se esperan proyectos por 600 millones este ejercicio, a la vista de las licitaciones en marcha. En 2013 las empresas destinaron 550 millones a desarrollos portuarios frente a los 1.000 millones previstos. La diferencia se explica principalmente por el retraso de decisiones empresariales y por atascos burocráticos.

El beneficio mejora un 22%, hasta los 265 millones

- Nueve de los 28 puertos bajo el paraguas del Ministerio de Fomento están en números rojos: Alicante, Almería, Ceuta, Málaga, Melilla, Pasajes, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla y Vilagarcía. La rentabilidad anual del resto es positiva y la rentabilidad media de las 28 autoridades portuarias es del 2,34%.

- El presidente de Puertos del Estado lleva la próxima semana las cuentas de 2013 al Congreso. La facturación fue de 1.028 millones, con un descenso del 0,4%. De esa cifra, 931 millones proceden de tasas portuarias. Barcelona (159 millones) y Valencia (119 millones) son los dos primeros en ventas.

- El beneficio alcanza los 265 millones frente a los 217 millones de un año atrás. Una de las claves está en la reducción de los gastos de explotación.

- Puertos del Estado ha culminado 2013 con 2.500 millones de deuda (2.366 millones a largo plazo). Esta partida se ha reducido en 500 millones en los dos últimos años y se espera un nuevo recorte de 200 millones en 2014.

Normas