El Gobierno tendrá margen hasta 2015

Luz verde de la Cámara de Representantes al techo de deuda de EEUU

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este martes, por escaso margen, un aumento del límite de endeudamiento hasta 2015, lo que permitirá al Gobierno hacer frente a las facturas más allá del 27 de febrero, cuando se cerraba el plazo para atajar la amenaza de la suspensión de pagos.

 En concreto, el resultado de la votación fue de 221 votos a favor frente a 201 en contra, con el respaldo mayoritario de los demócratas --con 193 votos de demócratas y 28 de republicanos--. De esta forma, se cede a las demandas del presidente, Barack Obama, para aumentar el techo de deuda “sin condiciones”.

Esta prórroga de un año de la autorización para contraer préstamos federales marca un cambio crucial de las tácticas de confrontación fiscales que los republicanos de la Cámara han utilizado en los últimos tres años, culminando con el cierre del Gobierno durante 16 días, que tuvo lugar el pasado mes de octubre.

El Senado, controlado por los demócratas, comenzará la discusión de la medida este mismo miércoles. La aprobación del techo de deuda a lo largo de esta semana dará a los mercados financieros un considerable margen de maniobra de cara al 27 de febrero, cuando el Tesoro de Estados Unidos espera agotar la capacidad de endeudamiento existente, poniendo en riesgo los pagos federales.

De hecho, sin un incremento en el límite de endeudamiento estatutario, el Gobierno estadounidense entraría en poco tiempo en cesación de pagos de algunas de sus obligaciones y tendría que cerrar algunos programas, una maniobra histórica que causaría una agitación en los mercados.

En una carta dirigida a los líderes del Congreso, el propio secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, dijo el pasado viernes que el 27 de febrero, cuando se agoten las medidas de contabilidad, quedarían apenas 50.000 millones de dólares en efectivo. “El dinero no duraría mucho tiempo”, sentenció.

En Estados Unidos, el Congreso y el presidente autorizan gastos, pero deben aprobar por separado el suficiente endeudamiento para pagar sus cuentas, que incluyen desde las pensiones de programas de seguridad social a pagos de intereses de la deuda del gobierno federal.

Desde el 2011, los legisladores se han mostrado contrarios a aumentar el límite de endeudamiento, en medio de un debate en Washington sobre la salud fiscal a largo plazo del Gobierno, con demócratas y republicanos enfrentados sobre la necesidad de aumentar los impuestos o aplicar recortes al gasto.

 

Normas