CaixaBank, Popular y Sabadell cotizan por debajo de su valor en libros

La banca doméstica acapara la búsqueda de refugio en un entorno volátil

Vista del panel del Palacio de la Bolsa de Madrid
Vista del panel del Palacio de la Bolsa de Madrid

Los bancos domésticos españoles han logrado aprovecharse de las tensiones surgidas en los países emergentes. Bankinter, Bankia, CaixaBank, Sabadell y Popular han registrado las mayores subidas del Ibex desde que estalló la crisis en el mercado de divisas. Las tres últimas aún cotizan por debajo de su valor en libros.

La banca doméstica está sacando partido de la crisis de los emergentes. Al no estar expuestos a estos mercados, estas entidades se salvaguardan de las tensiones que aquellos provocan y las buenas perspectivas para la economía española juegan en favor de su negocio. Los cinco valores de banca mediana presentes en el Ibex, Bankinter, Bankia, CaixaBank, Sabadell y Popular, lideran las subidas bursátiles en el selectivo desde que se desató la volatilidad en los países en desarrollo.

La brusca depreciación del peso argentino hundió las Bolsas el 24 de enero. Desde entonces, las tensiones han regresado a los mercados ,donde las compañías con mayor presencia en los países emergentes han sido las más castigadas, si bien la presión se ha atenuado ya en los últimos días. Lejos de acusar las tensiones, la banca doméstica ha atraído a los inversores. En este tiempo, Bankinter ha subido en Bolsa un 12,1%; Bankia, un 11,9%; CaixaBank, un 10,9%; Sabadell, un 7,4% y Popular, un 5,3%.

Además de las tensiones emergentes, durante este periodo se han conocido los resultados de estas compañías, que mejoraron las previsiones de los analistas, otro factor que explica sus últimas subidas. Varias casas de análisis han mejorado recientemente su recomendación sobre algunas entidades tras publicarse sus cuentas. Société Générale subió de mantener a comprar su recomendación de Popular tras conocerse sus resultados y elevó su precio objetivo a 6,30 euros, desde 5,60. También S&P Capital le subió el precio objetivo de 3,70 a 5,20 euros.

Natixis, por su parte, mejoró su recomendación de CaixaBank de neutral a comprar tras publicarse sus resultados y elevó su precio objetivo de 4,25 a 5,15 euros. Esta firma también pasó de reducir a neutral su recomendación de Bankia y elevó el precio objetivo a los 1,20 euros (por encima de su cotización actual). En el caso de Bankinter, Redburn Partners situó esta semana su precio objetivo en los 6,01 euros y aconsejó comprar acciones del valor.

“Las respectivas reestructuraciones, unidas a la desinversiones de activos no rentables y una mayor estabilización de la economía española han impulsado a estos valores”, explica Joaquín Robles, analista de XTB. En relación a los resultados de estas entidades, Victoria Torre, de Self Bank, destaca que la clave futura estará en comprobar si mejoran sus márgenes. En este sentido, afirma, “será positiva la caída en el coste de los depósitos, pero la devolución de la liquidez al BCE procedente de las subastas de 2011 y 2012 supondrá el fin del carry trade y del beneficio que esta operativa ha tenido para las entidades”.

La caída de la prima de riesgo es otro factor que anima especialmente a los bancos domésticos. La prima de riesgo vuelve a bajar de los 200 puntos básicos con el interés del bono a diez años en mínimos desde 2006.

Tras estas importantes subidas en Bolsa, ¿conservan recorrido estos valores? Uno de los criterios para calibrar si las compañías están caras es la relación entre su valor en libros y su cotización. Si el precio de la empresa en el parqué está por debajo de su valor contable, se entiende que la sociedad cotiza con descuento y que sus títulos aún puede subir, aunque hay otros factores que entran en juego. Tres de los cinco bancos domésticos mantienen su cotización por debajo de su valor en libros. Son CaixaBank, Popular y Sabadell. La cotización del banco presidido por Isidro Fainé está al borde de alcanzar su valor contable (es 0,99 veces). En el caso de Popular, el precio en Bolsa es 0,89 veces su valor en libros.Misma ratio que registra Sabadell. Según este criterio, serían las tres entidades con recorrido alcista.

En la situación contraria se encuentran Bankinter y Bankia, que estarían ya en precio a tenor de la relación entre su valor en el mercado y su valor en libros. La entidad más sobrevalorada según este criterio es Bankia, cuya cotización es un 45% mayor que su valor contable. El precio de Bankinter en Bolsa supera un 57% su valor en libros.

Pese a ello, para Gemma Hurtado, gestora de fondos de Mirabaud, las apuestas preferidas en Bolsa sonprecisamente Bankinter y Bankia porque, tras conocerse sus resultados anuales del pasado ejercicio, aprecia que “su foco ya no está tanto en el saneamiento del balance como en un futuro crecimiento y sus resultados pueden sorprender con una mayor velocidad en la recuperación que otros comparables”.

Normas
Entra en El País para participar