La deuda de la empresa asciende a un total de 200 millones

Un acreedor fuerza el concurso de Husa

Joan Gaspart
Joan Gaspart

La mayor filial del grupo hotelero Husa, Hosteleria Unida S.A, fue ayer declarada en concurso de acreedores por el juzgado mercantil número 3 de Barcelona.

Fuentes jurídicas explicaron ayer a la agencia Efe que a mediados de enero la consultoría Alterna Solutions instó el concurso necesario de la sociedad Hostelería Unida SA, dirigida por el empresario catalán Joan Gaspart, ante el juzgado número 3 de lo mercantil de Barcelona para intentar cobrar una deuda de poco más de 100.000 euros.

Por su parte, fuentes próximas a este grupo hotelero han subrayado que la propia sociedad, cuyo pasivo no han sabido precisar, ha instado el concurso de acreedores para facilitar la continuidad de su actividad y de sus empleados. La deuda de la empresa asciende a un total de 200 millones de euros, según fuentes consultadas.

En septiembre del pasado año la empresa ya afrontó una solicitud de concurso por parte de un acreedor. Los portavoces de la compañía declararon entonces a CincoDías no saber nada.

Hoteles Husa, según las últimas cuentas del grupo depositadas en el Registro Mercantil, del año 2010, perdió ese ejercicio 15,9 millones de euros con una deuda de 250 millones de euros. La compañía gestiona en la actualidad 67 hoteles en España y otros dos en Bélgica, dos en Bruselas y uno en Cuba y emplea a 2.000 personas. De acuerdo a las cuentas del año 2010, el grupo hotelero cerró ese ejercicio con un patrimonio negativo de 67,5 millones de euros. Según datos consultados en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) , la compañía cuenta ahora con impagos por 27,7 millones.

La auditoría de las cuentas de Husa del año 2010 elaborada por PwC apunta salvedades e indicaciones demoledoras. La consultora advierte en su informe de auditoría que la compañía presenta una deuda con empresas participadas por 32,9 millones sobre la que no existe, apunta PwC, “evidencia objetiva de la recuperabilidad”, lo que eleva la cifra de patrimonio negativo del grupo hasta los 67,5 millones de euros.

Precisamente los trabajadores del hotel Husa Princesa de Madrid llevaron a cabo ayer movilizaciones para protestar contra el expediente de regulación de empleo (ERE) acordado por la compañía la semana pasada, que afectará a 86 trabajadores del establecimiento, más del 63% de su plantilla compuesta por 136 empleados.

Según señalaron fuentes sindicales de UGT a Europa Press, además de la manifestación los empleados prevén realizar una huelga indefinida que dará comienzo la madrugada del sábado.

El expediente incluye dos departamentos íntegros del hotel, el de restauración y el de camareros de planta, compuestos por más de 78 trabajadores que serán externalizados a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT), lo que supondrá “una precarización total de las condiciones laborales”.

Para la empresa, con estos empleos temporales, “el cliente estará mejor atendido”, indicó el sindicato, si bien una parte de los puestos de trabajo quedarán amortizados. Con esta medida, el CPI, fondo de inversión propietario del edificio y la cadena Husa, pretenden hacer frente a la difícil situación de viabilidad del establecimiento y a su “futura reestructuración”.

Normas