Gana seis de los siete premios a los que estaba nominada

Premios Goya: 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' triunfa en la gala

Premios Goya
Los actores Javier Cámara y Natalia de Molina

La película escrita y dirigida por David Trueba 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' ha resultado la gran ganadora de esta 28 Ceremonia de los Premios Goya, al obtener seis de los siete premios a los que estaba nominada: Mejor Película, Mejor Guión Original, Mejor Dirección, Mejor Interpretación Masculina Principal (Javier Cámara), Actriz Revelación (Natalia de Molina) y Mejor Música Original (Pat Metheny).

De este modo, Javier Cámara, que protagoniza la cinta, y el propio Trueba, han roto la 'maldición' de haber sido nominados hasta en media docena de ocasiones cada uno sin lograr el 'cabezón'. Sin embargo, el director no parece tener mucho apego a la estatuilla: esta noche se ha llevado tres (dirección, película y guión) y antes de terminar la gala ya había regalado uno.

“Si alguien espera de mí que en mi vitrina haya premios, se equivoca. Los regalo todos. Le he regalado uno a Juan Carrión (el maestro de 84 años cuya vida encarna Javier Cámara y que ha asistido invitado a la Gala) y esta noche regalaré los otros dos. Mañana me tengo que enfrentar a una página en blanco y esto no ayuda en nada”, ha declarado Trueba al término de la ceremonia.

Esta era la primera vez que Trueba era nominado en la categoría de Mejor Dirección. En 1995 optó por el premio al Mejor Guion Original por 'Los peores años de nuestra vida'; en 1997 a Mejor Guion Original y Mejor Realizador Novel por 'La buena vida'; en 1999 fue candidato al Mejor Guion Original por 'La niña de tus ojos'; y en 2004 optó al premio al Mejor Guion Adaptado y Mejor Realizador por 'Soldados de Salamina'. Al final, ha hecho doblete. “La película es la gran ganadora, no tanto yo”, señala.

Miembro de una familia de artistas y hermano de uno de los grandes nombres del cine nacional, David Trueba no solo cuenta con una prolífica carrera cinematográfica, sino que también se ha introducido en el terreno literario con las novelas 'Abierto toda la noche' (1995), 'Cuatro amigos' (1999) y 'Saber perder' (2008). Cuando se le pregunta por la competencia con un hermano 'oscarizado', dice que no hay tal, sino un prosperar ayudándose y apoyándose. “Mi hermano ha tenido la virtud de nunca hacerme sentir el peso. Es muy generoso conmigo y con todos a su alrededor”, ha indicado.

Aunque dice desconocer el por qué de su éxito, Trueba plantea que quizá es porque la cinta “transpira ganas de vivir, honestidad y gente que hace un país pero que nunca sale en ningún lado”. “La película predica que la vida es dura pero que dentro de ti debe haber espíritu de superación”, ha explicado a los medios, para indicar, que espera que los premios sirvan para reestrenarla “y darle una segunda vida”, que más gente la pueda ver.

En esto coincide con Javier Cámara, que está deseando que la película vuelva a las taquillas. Es el otro 'gran nominado' que esta noche se ha quitado 'la espinita' de acumular media docena de nominaciones en su carrera y ningún 'cabezón' en las estanterías. “Ha sido una noche grande para los dos. No sé si la espinita de Javier era grande, la mía os aseguro que no. Puede parecer falsa modestia, pero no me importa perder. Estar nominado ya es muy difícil, es vencer mucha cantidad de obstáculos. Ganar agrada pero las veces que he perdido he sentido mi trabajo reconocido por la Academia”, ha dicho el cineasta.

Para Javier Cámara, el premio le ha proporcionado la sensación de que “el cine español está muy sano”. “Estoy muy feliz. Lo honraré y me lo tomaré más en serio en las próximas películas. Es precioso ser ganador y a nuestra película le va a venir bien, porque se va a reestrenar”, ha celebrado.

No se esperaba tantos premios. “Ha sido una lucha muy justa. Admiro a todos los actores, son magistrales, con los que he compartido pantalla. Me he alimentado mucho de sus ojos. Vamos a celebrarlo todo lo que podamos”, ha dicho.

Para Javier Cámara, este es el mejor personaje de su vida, ya que a pesar de haber comenzado el rodaje apenas tres días después de llegar de Nueva York, con muy poco tiempo para ensayar, el filme posee “luminosidad”, algo que lo asocia a la “espontaneidad” con la que se hizo, según manifestó el intérprete en una entrevista concedida a Europa Press.

“Hemos hecho una película valiente. Fuera del país envidian la libertad que tenemos para hacer estas películas. Eso sí que es marca España”, ha indicado el actor durante la presentación de la película. Se trata de la cuarta película que el actor presentó en 2013, ya que a 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' se suma 'La vida inesperada', de Jorge Torregrossa, 'Ayer no termina nunca', de Isabel Coixet, y 'Los amantes pasajeros', de Pedro Almodóvar.

En 'Vivir es fácil con los ojos cerrados', Trueba cuenta la experiencia real de Javier Carrión, un profesor de inglés que ahora supera los 80 años de edad y sigue regentando una Academia de Inglés. Interpretado por Javier Cámara, este maestro daba clases de inglés en Cartagena y decidió acudir al rodaje de una película para intentar cumplir su sueño: conocer a John Lennon, el protagonista de las canciones que le servían como material de enseñanza.

Este profesor, una joven embarazada que escapa de un centro de acogida, en cuyo papel debuta la joven Natalia de Molina, y un niño que se escapa de casa tras negarse a cortar su melena, protagonizado por Francesc Colomer ('Pa negre'), son los tres ejes de esta historia, que se desarrolla en Cabo de Gata (Almería).

 

Normas