Caída del 50% desde 2008

Las ventas de cigarrillos se reducen a la mitad

Las ventas de cigarrillos se reducen a la mitad

Las ventas de cigarrillos se redujeron casi a la mitad entre 2008 y 2013 en un entorno de crisis económica, marcado además por el impacto del comercio ilícito, que se sitúa en niveles récords superiores a los dos dígitos, el alza fiscal y la presión regulatoria.

Coincidiendo con la crisis, el sector ha perdido terreno en el mercado, al pasar de 4.514 millones de cajetillas comercializadas en 2008 a casi la mitad el pasado año, en el que se vendieron un total de 2.375,41 millones de cajetillas, lo que supone un desplome del 47%, según datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos (CMT) a los que tuvo acceso Europa Press.

En concreto, las ventas de cigarrillos se situaron en 2013 en mínimos históricos, al comercializarse 2.375,41 millones de cajetillas, lo que supone una caída del 11% respecto al año precedente, con lo que suma ya el quinto descenso anual consecutivo. Se trata de la cifra más baja de ventas registrada desde 1989, año en el que este organismo inicia la serie estadística.

El retroceso de las ventas en 2013 es el mismo que el registrado el ejercicio precedente (-11%), tras un desplome del 16,7% en 2011, aunque más acentuado que los de 2009 (-9,9%) y 2010 (-10,97%).

A precios de venta al público en expendedurías, las cajetillas vendidas en 2013 alcanzaron un valor de 10.217 millones de euros, un 5,3% inferior a la facturación del año 2012

Cae la recaudación por impuestos especiale e IVA

El Estado recaudó 9.119 millones de euros a través de impuestos especiales e IVA del tabaco en 2013, lo que representa un descenso del 2,8% respecto a lo embolsado en 2012, según informaron a Europa Press en fuentes del sector. Desde 2010, como consecuencia de la caída de ventas, la contribución del tabaco a las arcas públicas ha retrocedido un 7,65%.

Del total recaudado el pasado año, 7.109 millones correspondieron al Impuesto especial sobre las Labores del Tabaco, un 5% menos, y los 2.010 millones restantes al IVA, lo que supone un aumento del 5,3%.

Se trata de la tercera caída anual de los ingresos por impuestos especiales del tabaco, más pronunciada que en 2011 y 2012, en los que se registraron descensos del 4,1% y del 3,94%, respectivamente.

En el caso de los cigarrillos, la recaudación vía impuestos especiales, que supone el 89% del total de los ingresos por este tributo, retrocedió un 7,5% hasta diciembre de 2013 en comparación con el ejercicio precedente.

Desde la Asociación Empresarial del Tabaco (Adelta) han subrayado que en estos momentos la clave para optimizar la recaudación fiscal es reforzar la lucha contra el comercio ilícito de tabaco, lo que permitirá un incremento de los ingresos (el 80% del precio de venta al público de una cajetilla de cigarrillos son impuestos) sin necesidad de elevar la presión impositiva al tabaco, que es una de las más altas de la Unión Europea.

En este sentido, la asociación ha confiado recientemente en que se mantenga un marco fiscal estable, pues lo ocurrido desde 2010 hasta la fecha pone de manifiesto que en el sector del tabaco no siempre un aumento de impuestos se traduce en un incremento de la recaudación. En paralelo, es necesario que se sigan reforzando los esfuerzos policiales de represión del contrabando.

Normas