Su presidente, Juan Manuel Urgoiti, urge una pronta solución

Pescanova se declara en estado "crítico"

Juan Manuel Urgoiti, presidente de Pescanova.
Juan Manuel Urgoiti, presidente de Pescanova.

El presidente de Pescanova, Juan Manuel Urgoiti, ha avisado de que la situación en la firma sigue siendo “muy complicada y crítica” y que la falta de acuerdo dentro del plazo improrrogable fijado por la autoridad judicial, el próximo 28 de febrero, tendrá como consecuencia la entrada en liquidación, la “peor y menos deseable” de las hipótesis contempladas.

“No se oculta que la situación sigue siendo muy complicada y crítica porque, aunque se han producido grandes avances y la actividad empresarial en todas sus facetas sigue manteniéndose a buen ritmo, el plazo para la presentación de una propuesta de convenio se halla próximo a su fin y, a esta fecha, aún no se ha conseguido alcanzar un acuerdo entre las partes involucradas”, ha señalado el presidente de la compañía pesquera.

Para evitar la liquidación, el consejo de administración, según ha señalado Urgoiti, invita a todas las partes involucradas a compartir el objetivo de la “salvación” de la empresa y agotar sus “mejores esfuerzos” en la consecución de un convenio de acreedores, sea con intervención del consorcio seleccionado o cualquier solución alternativa que pudiera prevalecer a lo largo del proceso, que asegure su viabilidad.

“Si Pescanova ha sido capaz de sobrevivir al ejercicio 2013, en el que ha debido encarar la confluencia de todos los elementos adversos imaginables, y a pesar de ello aún concita el consenso generalizado de que sigue siendo viable, no cabe duda de que merece luchar por su salvación y sus puestos de trabajo”, ha subrayado Urgoiti.

En este sentido, ha afirmado que el consejo de administración ha emprendido y emprenderá, en “constante interacción” con la administración concursal y bajo su impulso y control, todas las iniciativas a su alcance con el fin de procurar la estabilización de las filiales internacionales de Pescanova, especialmente, de las sociedades chilenas, con la finalidad de preservar el grupo en su conjunto y evitar su pérdida de valor. 

Normas