Viveros de empresas

Incubadoras con camino por recorrer en Málaga

La experiencia de la capital malagueña abre paso a nuevos viveros en la provincia

Varias personas realizando una ruta en moto.
Varias personas realizando una ruta en moto.

Como buenos moteros, Charly de la Cruz y Pepe Lorente paran poco por la oficina. En su caso, el trabajo se lo exige. Son los socios fundadores de Iberian Coast Route, una pequeña empresa que se dedica a la gestión integral de rutas en moto por la Península Ibérica. Sin embargo, para ellos era fundamental contar con un lugar en el que establecer su centro de operaciones y encontraron un sitio que se adaptaba perfectamente a sus necesidades en el vivero de empresas de la Cámara de Comercio de Málaga. “Sin el impulso que recibimos allí este proyecto se hubiera quedado en una expectativa”, afirma De la Cruz, remarcando que además de una oficina a buen precio recibieron apoyo y asesoramiento. Plantearon su idea a la institución el pasado mes de agosto y pretenden estar plenamente operativos a partir de abril.

Mientras unos apenas han tenido tiempo de estrenar su puesto, otros se ven obligados a ir buscando alternativas para cambiar de ubicación. Es el caso de Movion Soluciones Tecnológicas, una pyme que nació en 2011 y que se dedica al desarrollo de aplicaciones móviles orientadas al incremento de la productividad empresarial. José Antonio Tortosa, uno de sus socios, explica que su intención es agotar la estancia en el vivero (en el que se puede permanecer un máximo de dos años, con posibilidad de un tercero) ya que el reducido coste de la oficina ha supuesto una gran ventaja para su negocio. “A partir de ahora pretendemos estabilizarnos con este equipo”, asegura al hablar de las seis personas que ya componen la empresa.

La incubadora situada en la capital malagueña lleva en funcionamiento cuatro años y cuenta con 18 puestos, dos salas de formación, una de reuniones y una de reprografía. Está gestionado por la Cámara de Comercio y la Fundación Incyde. Ambas organizaciones colaboran también, junto con la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de Humilladero, en el funcionamiento del vivero de esa localidad, que fue inaugurado a principios de 2011 y que, además de oficinas, cuenta con naves industriales.

El interés que despiertan los viveros de este tipo es cada vez mayor y, por ello, la Cámara de Comercio prepara la puesta en marcha de cinco más en la provincia. En Vélez, Alameda, Alhauín de la Torre y Marbella se construirán próximamente incubadoras que gestionará la Cámara junto con los Ayuntamientos de esos municipios. San Pedro de Alcántara albergará otro más que tendrá la misma titularidad que el de la capital.

El vivero de Humilladero cuenta con naves industriales

“Mi experiencia aquí está siendo fantástica y lo recomiendo a todo el mundo que quiere poner en marcha un negocio”, cuenta Yolanda Jiménez, de Alternia, pequeña empresa que ofrece servicios de telemarketing enfocados a pymes y autónomos. Esta emprendedora considera que todavía son muchos los que no conocen las ventajas, tanto económicas como de soporte, que ofrecen las incubadoras.

Los dos socios de GB Ingenieros supieron de la existencia de esta estructura por medio de un amigo y, tras informarse de las condiciones, terminaron convencidos de que era el lugar ideal para iniciar su actividad. En apenas un mes su estudio estaba constituido a través de la Cámara de Comercio y ellos estaban instalados en un puesto del vivero. Dos años después de aquello, Mohamed Bennadi, uno de sus impulsores, explica que el objetivo de la empresa es “sobrevivir”, aunque siempre están abiertos a todas las posibilidades de crecimiento.

Pensando en estabilizarse o en seguir desarrollándose, las pymes que han pasado por la incubadora malagueña agradecen el impulso que sus negocios han recibido allí. Las nuevas instalaciones permitirán a la Cámara de Comercio seguir acercándose a los emprendedores.

39 empresas en cuatro años

Desde su inauguración en diciembre de 2009, el vivero de empresas de la Cámara de Comercio de Málaga ha albergado a un total de 39 pymes. Todas ellas han sido del sector servicios, hacia el que está enfocada la incubadora de la capital malagueña.

Turismo o nuevas tecnologías son algunas de las áreas a las que se suelen dedicar quienes pasan por este tipo de estructuras, pero también son frecuentes los estudios de ingenieros o arquitectos, así como las empresas relacionadas con la consultoría.

Normas