La empresa reduce sus ingresos en España un 14,1% por la crisis y la guerra de precios

Vodafone mantiene los planes en la fibra entre los rumores de asalto a Ono

La operadora captó 57.000 clientes de ADSL en España, el mejor mes de su historia

Logotipo de Vodafone en su nueva sede de Madrid.
Logotipo de Vodafone en su nueva sede de Madrid.

La fibra óptica sigue estando en el centro de la estrategia de Vodafone en España. La compañía reiteró ayer su intención de lanzar los servicios comerciales en este ámbito durante el próximo mes de abril.

El propio consejero delegado del grupo, Vittorio Colao, recordó durante la call conference con analistas posterior a la presentación de las cuentas de su tercer trimestre fiscal, finalizado en diciembre, que las previsiones de la compañía pasan por llegar a tres millones de hogares a final de 2015. Vodafone y Orange tienen un acuerdo para llevar su red a seis millones de unidades inmobiliarias a final de 2017 (cada empresa aportaría tres millones).

Sus palabras coinciden con los numerosos comentarios existentes en los mercados con respecto a una posible oferta de Vodafone para comprar Ono. De hecho, según fuentes del mercado, ha habido contactos en las últimas semanas entre los grandes grupos de capital riesgo que poseen más del 50% del capital de Ono y la compañía británica para llegar a un acuerdo en una operación que podría alcanzar los 7.000 millones de euros. No sería la primera gran operación en esta línea. Vodafone adquirió Kabel Deutschland en 2013 para reforzar su presencia en Alemania.

Colao indicó que la compañía analiza oportunidades sobre posibles operaciones en los distintos países, que dependen de muchas condiciones. El ejecutivo señaló que su empresa está siempre abierta a acuerdos.

El directivo, en cualquier caso, insistió en la estrategia para avanzar en las ofertas integradas y las comunicaciones unificadas. De hecho, Colao destacó el crecimiento logrado por Vodafone España en el ámbito de la banda ancha fija, donde captó 57.000 nuevos clientes durante el último trimestre. La empresa indicó que es el mayor crecimiento registrado desde el lanzamiento del servicio en octubre de 2008.

Colao destacó el avance del proyecto Spring, por el que el grupo va a invertir cerca de 8.000 millones de euros hasta 2016 en mejorar las redes en distintos mercados. En España, dentro del plan, Vodafone destinará una inversión adicional de 650 millones.

Los acontecimientos podrían acelerarse. Colao señaló que espera que la venta del 45% de Verizon Wireless a Verizon se cierre el 21 de febrero. Una operación valorada en más de 130.000 millones de dólares (unos 95.580 millones de euros) que va a reforzar aún más el músculo financiero del grupo.

En términos generales, Vodafone España registró unos ingresos por servicios de 938 millones de euros entre octubre y diciembre, cifra que supone una caída del 14,1% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía precisó que el ritmo de descenso de los ingresos ha mejorado, recordando que en el trimestre anterior la bajada fue del 16,1%.

La empresa justificó este descenso en la debilidad económica que se vive en España, la caída de precios por el endurecimiento de la competencia y el impacto del recorte de las tarifas de interconexión móvil. “Si se elimina la fuerte reducción de los precios de terminación del verano pasado, los ingresos habrían disminuido un 10%”, precisó la operadora

Vodafone destacó el buen desempeño de la actividad comercial, e indicó que la base de clientes empezó a estabilizarse durante el trimestre. La empresa explicó que la oferta convergente RED ya ronda el millón de clientes. Además, los ingresos en el ámbito de la telefonía fija aumentaron un 5,7%.

Vodafone España cerró el trimestre con 13,65 millones de telefonía móvil y 953.000 usuarios de ADSL, de los que un 79,1% están suscritos a ofertas convergentes fijo-móvil de la empresa.

La firma indicó que en los últimos tres meses la base de clientes de contrato de telefonía móvil se redujo en 38.000 (había perdido 153.000 en el primer trimestre y 54.000 en el segundo). En este caso, Vodafone aseguró que las políticas de fidelización han reducido la tasa de desconexión o churn de contrato hasta el 20,3%, 5,2 puntos porcentuales menos que el pasado año.

Colao señaló también que Vodafone está acelerando el despliegue de los servicios de 4G. Así, precisó que ya están disponibles en un total de 19 ciudades españolas.

La ‘teleco’ reducirá la deuda hasta 14.400 millones de euros

La estructura financiera de Vodafone va a cambiar de manera drástica en las próximas semanas, una vez que se cierre la venta de su participación del 45% en el capital de la estadounidense Verizon Wireless el próximo 21 de febrero. Así, en la call conference con inversores, el grupo destacó que la deuda neta proforma, una vez cerrada la transacción, se situará en el entorno de los 12.000 millones de libras esterlinas (unos 14.400 millones de euros).

A la conclusión de 2013, la deuda neta de Vodafone se situaba en 31.500 millones de libras, incluida la compra del 76,6% del capital de la germana Kabel Deutschland.

Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, defendió la fuerte posición financiera de la compañía, que continuará con un rating en el escalón de A. Según el ranking de Moody’s, la compañía tiene la tercera mejor calificación entre las telecos europeas, sólo por detrás de Belgacom y Swisscom, y a la misma altura que TeliaSonera y Telenor.

Según fuentes del mercado, con esta estructura financiera, Vodafone está en disposición de llevar a cabo cualquier adquisición.

En términos operativos, el grupo Vodafone registró unos ingresos de 10.977 millones de libras (unos 13.186 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal. Un periodo en el que los mercados emergentes compensaron el retroceso sufrido por la empresa en Europa.

Y es que, en el Viejo Continente, los ingresos de Vodafone cayeron un 9,6%, con descensos del 16,6% en Italia, del 5,1% en Reino Unido y del 7,9% en Alemania, primer mercado del grupo en términos de volumen de negocio. Unas bajadas provocadas por las duras guerras de precios en los distintos países.

Por el contrario, los ingresos en la división de África, Oriente Medio y Asia aumentaron un 5,5%. Dentro de esta unidad destacó la India, que registró un aumento de los ingresos del 13%. El país ya es el cuarto que más aporta en volumen de negocio al grupo Vodafone.

Los resultados fueron bien vistos por el mercado. Así, las acciones de Vodafone subieron ayer un 3,71%. La empresa lograba así frenar las caídas de los últimos días, provocadas por el anunció de la estadounidense AT&T de que, por el momento, no tenía pensado lanzar una opa sobre el grupo británico.

Normas