Comparecencia de Restoy en la Cámara

El 'banco malo' rinde cuentas ante el Congreso tras su primer año en marcha

El subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy.
El subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy.

El subgobernador del Banco de España y presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, comparecerá hoy ante la Comisión de Economía del Congreso para dar cuenta de la evolución del Fondo y también para explicar cómo ha ido el primer año de funcionamiento de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

Aunque las intervenciones del responsable del FROB se sustancian, desde su creación por el PSOE en la pasada legislatura, en la subcomisión creada 'ex profeso' para el seguimiento de la reestructuración bancaria, que se celebra a puerta cerrada, en esta ocasión Restoy está citado en la Comisión de Economía, por lo que el seguimiento de la intervención será de acceso público.

Así, se satisface una reivindicación planteada durante toda la legislatura por la oposición parlamentaria, que quería “luz y taquígrafos” en este tipo de comparecencias, pero también del propio Restoy, que en abril pidió a la Cámara intervenir en abierto y que, desde entonces, cuelga en la página web del FROB sus discursos nada más concluir las sesiones de la subcomisión.

Así, la comparecencia de este miércoles se produce a petición del propio Restoy para informar sobre “la evolución de las actividades del FROB y sobre los elementos fundamentales de su actuación económico-financiera”, dando así cumplimiento a su obligación legal de informar al Congreso trimestralmente o cada vez que el fondo intervenga en una operación.

No obstante, el Grupo Popular avanzó la semana pasada que en esta sesión también se daría cuenta del primer año de actividad de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), sobre la que Restoy no está reglamentariamente obligado a comparecer, ya que la normativa pertinente prevé que la información sobre este tema la haga llegar a las Cortes la comisión de seguimiento del 'banco malo' mediante un informe semestral.

La comparecencia se producirá apenas una semana después de que la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) hicieran público un informe en el que advierten de que el llamado 'banco malo' se enfrenta en los próximos meses a “retos importantes” derivados del prolongado ajuste en los precios de la vivienda y de la debilidad de la economía.

Por ello, las dos instituciones reclaman a la Sareb “flexibilidad y adaptabilidad” a las condiciones del mercado y a la estructura cambiante de su cartera, y piden al Gobierno que vigile su actividad para garantizar la venta de los activos en plazo “minimizando el coste para los contribuyentes”.

Según el documento, el 'banco malo' registrará pérdidas en 2013, en línea con su plan de negocios, ya que a pesar de cumplirse los gastos previstos, las ventas de activos inmobiliarios han sido “mucho menores” de lo que se esperaba. En todo caso, la actividad comercial de la Sareb repuntó en los últimos meses del año desde los mínimos registrados en mayo y tuvo noviembre como mejor mes.

El informe alerta además de la creciente competencia del resto de bancos que también quieren deshacerse de sus activos inmobiliarios. Este escenario puede llevar a posibles conflictos de interés, porque los nuevos actores pueden ser a la vez partes interesadas en comprar alguno de los activos de la Sareb. En este sentido, la troika ve fundamental que la Sareb mantenga todo el control sobre la información relacionada con sus activos o sobre su cartera. MÁS DE 9.000 INMUEBLES VENDIDOS

Por su parte, en su última comparecencia en el Congreso, el ministro de Economía, Luis de Guindos, informó de que el 'banco malo' vendió el año pasado 9.000 inmuebles por valor de 700 millones de euros, e ingresó además otros 2.800 millones de euros de sus activos financieros.

“Esta caja permitirá afrontar sin problemas los gastos y hacer frente a los servicios de su deuda, además de amortizar una cantidad importante de deuda en 2014”, defendió De Guindos, precisando que de este modo se conseguirá un “doble efecto positivo” ya que se facilitará mayor liquidez directa a las entidades de crédito a la par que se “reduce el riesgo del Estado” en Sareb.

No obstante, durante este ejercicio la Sociedad aún deberá afrontar “retos muy importantes”, según recordó el ministro, citando por ejemplo la gestión de los activos financieros, que suponen el 80% de su cartera; el mantenimiento de los activos inmobiliarios para evitar su deterioro y la finalización de las obras que están paradas con una inversión prevista de 100 millones de euros a lo largo del ejercicio.

Al margen de los resultados de la sociedad, es previsible que los portavoces de la oposición aprovechen la presencia de Restoy en la Cámara Baja para preguntarle también por la cadena de ceses y dimisiones que se han producido en las últimas semanas en la cúpula del 'banco malo', que en un año ha perdido, entre otros, a su director de Procesos y Reporting e incluso a su director general.

 

Normas
Entra en El País para participar