Sus comisiones por transacción van desde el 2,75% al 1,50% para llegar a más pymes

iZettle, la firma de pago móvil con tarjeta en la que invirtió el Santander, flexibiliza sus tarifas

Solución completa de iZettle.
Solución completa de iZettle.

La compañía sueca iZettle, conocida como el Square europeo, lanza hoy en España un nuevo modelo de tarifa con el que espera atraer a un mayor número de pymes hacia su servicio. La start-up, que ha desarrollado un sistema (lector de hardware y aplicación) que permite convertir a un smartphone en un TPV y realizar cobros con tarjetas a pymes y autónomos, asegura que con este movimiento pretende hacer más competitivo el cobro con tarjeta a muchas pequeñas empresas.

iZettle continuará como hasta ahora, sin cobrar cuota inicial y sin unas tarifas mensuales fijas a los comercios. La diferencia está en que, mientras durante su primer año de actividad en España (se lanzó en diciembre de 2012) solo ofrecía una tarifa estándar –una comisión por cobro recibido del 2,75%–, ahora saca una tarifa flexible, que va desde ese porcentaje al 1,50, según el volumen de cobro mensual.

“A medida que aumentan las ventas gestionadas a través de iZettle, nuestra comisión por transacción disminuye”, explica a CincoDías Ignacio García, director general de iZettle España. Así, cuenta, si un fontanero por ejemplo cobra 5.000 euros a través de iZettle, le corresponderá una comisión mensual del 1,61%, mientras una cafetería que tenga un volumen de ventas mensual de 7.500 euros o más, tendrá asignada una comisión del 1,50%.

“La reducción de la tarifa se aplica a cobros de cualquier tipo de tarjetas y nuestro sistema calcula automáticamente la tarifa correspondiente al final de cada mes”, continúa el directivo, que asegura que iZettle quiere convertirse en un socio imprescindible para los pequeños negocios, que hasta ahora tenían dificultad para acceder a un terminal punto de venta (TPV) convencional por el coste que supone.

Rápido crecimiento en México y Brasil

Ignacio García, director general de iZettle España.
Ignacio García, director general de iZettle España.

iZettle se ha lanzado ya en nueve países: Reino Unido, España, Alemania, Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Brasil y México. En estos dos últimos, “donde el negocio nos va muy bien”, lo hicieron de la mano del Santander. “Solo en Brasil, lograron 35.000 clientes el primer mes. Y en México el potencial es enorme, pues mientras España tiene 35 terminales punto de venta por cada 1.000 habitantes (1,5 millones de puntos que aceptan pago con tarjeta), en México son cinco por cada 1.000 habitantes”. iZettle estudia ahora si explota más los mercados europeos o entra en nuevas regiones.

La nueva tabla de tarifas queda como sigue: una comisión del 2,75% para un volumen de cobros mensual de 2.000 euros o menos; del 1,92% para cobros por valor de 3.500 euros; 1,61% para un volumen de 5.000 euros, y 1,50% para cobros de 7.500 euros o más. “Es una manera de democratizar más los pagos con tarjeta”, apunta García, que defiende que el nuevo modelo de tarifas convierte a iZettle “en un servicio muy atractivo para pymes que aumentan de facturación”.

García cuenta que con la nueva oferta prevén “fuertes crecimientos” en el mercado español. “Durante 2013 nos dedicamos sobre todo a crear esta categoría de pago con tarjeta a través del móvil que no existía en España [en julio, BBVA invirtió en SumUp, rival de iZettle] y establecimos nuestro canal de comercialización, que suma nuestra web, todas las oficinas del Banco Santander y las 24 tiendas Apple Premium Reseller que hay en España. Con todo este trabajo hecho, esperamos cerrar 2014 con un 50% más de clientes que en 2013 y multiplicar por dos la facturación”, dice el directivo, que no facilita datos sobre el número de clientes logrados hasta la fecha en España.

Pagos con tarjetas más ubicuos

iZettle se fundó en 2010 y ha captado hasta la fecha unos fondos de unos 40 millones de euros. Sus accionistas son Index Ventures, Greylock Partners, Mastercard, American Express, Banco Santander, Creandum, Northzone y SEB Private Equity. Según la compañía, en Suecia han elevado el número de terminales que aceptan tarjetas en más de un 25% desde que empezaron su actividad en el verano de 2011. “Y estos mismos resultados los estamos viendo en distintos países donde estamos entrando”, dice.

En su afán por hacer más ubicuos los pagos con tarjeta, iZettle también lanzó este enero un kit de desarrollo de software gratis para que los desarrolladores de iOS, el sistema operativo de Apple, puedan añadir fácilmente servicios de pago en sus aplicaciones móviles.

Entre los clientes de iZettle hay taxistas, tiendas de todo tipo, incluidas aquellas que venden sus productos en mercados, profesionales de servicios como la estética, la fontanería o la repación de coches, entre otros.

Normas